ENCUENTROS ACADÉMICOS INTERNACIONALES
organizados y realizados íntegramente a través de Internet

Turismo y Desarrollo en Cuba: una mirada a la década de los noventa
 

Autores: Ariel Lemes Batista y Teresa Machado Hernández

Primer Encuentro Internacional Turismo y Desarrollo
5 al 23 de julio 2007.
EUMED.NET. UNIVERSIDAD DE MÁLAGA.

Palabras claves: industria del turismo, sector turístico, economía cubana, oferta turística, capacidades de alojamiento, mercados emisores.

Introducción:

Hasta inicios del siglo XX, si alguien viajaba, lo hacia, comúnmente, con un propósito utilitario, la acepción francesa del término travail (el cual se adaptó al idioma inglés como travel) significa trabajo, tormento. Travail, a su vez se deriva del término latín tripalium, con el cual se denominaba un antiguo instrumento de tortura. Viajar era entonces, un tanto torturante, implicaba pasar trabajo para llegar a un destino, visitar un lugar o desplazarse definitivamente.

Turismo y Desarrollo
y Simposio "Desarrollo Local y Turismo"
del 5 al 23 de julio de 2007

Esta página muestra parte del texto de la ponencia, pero carece de las tablas o imágenes o fórmulas o notas que pudiera haber en el texto original.

Pulsando aquí puede solicitar que le enviemos el Informe Completo y Actas Oficiales en CD-ROM
que incluye todos los debates en los foros, la lista de participantes, con indicación de sus centros de trabajo y los documentos que se presentaron en el Exhibidor del Encuentro.

Si usted participó en este Encuentro, le enviaremos a la vez su certificado en papel oficial.

Vea aquí los resúmenes de otros Encuentros Internacionales como éste

VEA AQUÍ LOS PRÓXIMOS ENCUENTROS CONVOCADOS


Aunque existieron algunas innovaciones en Inglaterra, durante el resto del siglo XX el que viajaba estaba convencido de que pasaría trabajo. El viajar por placer, buscando recreación y con el ánimo vacacional, se desarrolló posteriormente y fue entonces que comenzó a practicarse lo que hoy se conoce como turismo.
El turismo surge, como una actividad casi exclusiva de determinadas clases sociales pertenecientes a estratos económicos de alto rango. Sin embargo, en las últimas décadas ha sufrido un proceso de masificación, asociado al propio desarrollo de la economía mundial y sobre todo de los países desarrollados, y al desarrollo tecnológico en el campo de las comunicaciones y el transporte, lo que ha posibilitado grandes movimientos de personas a largas distancias y con costos y tiempo de viaje relativamente bajos.
Primero, se realizará un análisis del papel del turismo con el fin de enfatizar en su importancia, para seguidamente presentar en detalle los más relevantes resultados que ha tenido la economía cubana.
EL PAPEL DEL TURISMO EN LA ECONOMÍA MUNDIAL

Las estadísticas de la Organización Mundial del Turismo permiten conocer la evolución de los ingresos generados por los movimientos turísticos internacionales desde los años 50 y con más precisión desde 1960: estos se habrían multiplicado por más de 200 desde 1950 y casi por 62 desde 1960.
Centrándonos en el pasado más reciente, las llegadas de turistas a nivel mundial se han más que multiplicado desde 1980. En dicho año, la OMT registraba 287 millones de llegadas, elevándose dicha cifra hasta casi 594 millones según las estimaciones preliminares correspondientes a 1996. Asimismo, es importante destacar que los ingresos generados por la actividad turística han experimentado una evolución más notable aun; efectivamente, estos ascendían a 425.047 millones de dólares en 1996, lo que supone cuadruplicar los resultados alcanzados en 1980.
Tal vez lo más destacable, sin embargo, la clasificación de turismo en el primer puesto entre los grupos de exportación mundiales, por delante ya de partidas como el petróleo, los vehículos automóviles y el equipamiento electrónico. En 1996, los ingresos procedentes de este sector representaron el 8% del total mundial de exportaciones de bienes y más del 35% del total mundial de exportaciones de servicios.
Por otra parte, se destaca la positiva incidencia que ha de tener la evolución demográfica sobre la demanda turística. En efecto, en el continente europeo, principal lugar de origen del gasto turístico internacional, el segmento de población que experimentará el mayor crecimiento en las décadas siguientes, será el grupo de edades comprendidas entre los 35 y los 54 años, este es, precisamente el que disfruta de las rentas disponibles más elevadas, lo que constituye un factor claramente favorable a la expansión de la actividad.
Por lo demás, también tendrá un protagonismo cada vez mayor la categoría de más de 65 años, que dispone de rentas crecientes así como de tiempo libre, lo que permitirá, entre otras cosas, prolongar la temporada turística fuera del período de vacaciones, presentando así una solución parcial al grave problema de la marcada estacionalidad de la demanda, mencionada anteriormente.
Llegado a este punto, cabe preguntarse si no se trata de un sector que puede resultar especialmente beneficioso para mejorar las condiciones de vida de los países en vía de desarrollo. Es de todos sabido que el abaratamiento de los medios de transporte ha estimulado los viajes cada vez más lejanos y, por otra parte, estaríamos ante el caso de destinos muy bien dotados de los tradicionales recursos turísticos tales como clima cálido, paisajes exuberantes y culturas exóticas.
A lo señalado anteriormente, se añade la ventaja derivada de obtener, por la vía del turismo, una fuente de divisas más seguras que las tradicionales, como pueden ser las exportaciones de azúcar o hidrocarburos. Además, la demanda turística se caracteriza por una elevada elasticidad ante la renta, lo que sitúa, una vez más, como partida de exportación potencialmente más ventajosa.
Lo más relevante, sin embargo, de las transacciones turísticas, es que estas constituyen, en principio, una redistribución de los recursos a nivel mundial, por cuanto suponen gastar en los lugares de destino de los viajes, en muchas ocasiones países de Hemisferio Sur; unos ingresos generados por el trabajo y ahorrados, en parte con esa finalidad, en las principales zonas emisoras de turistas, lo países industrializados. Antes de concluir el presente apartado, merece la pena detenerse brevemente en el estudio del papel desempeñado por el sector turístico en la región de América, por cuanto constituye el entorno relevante a efectos de esta investigación.
Según las estadísticas proporcionadas por la OMT, el continente americano es el segundo destino turístico más visitado después de Europa, con un total de casi 115 millones de llegadas en 1996. Por lo demás, la región ha registrado un moderado descenso de su cuota del mercado mundial desde principios de la década pasada.
Por lo que se refiere a los ingresos generados por la actividad, estos experimentaron en el período 1980-1993 un crecimiento por encima de la media mundial, debido en parte a la fuerte expansión de mercado europeo con destino a los Estados Unidos y al desarrollo de los movimientos teísticos entre países de América del Sur. Por otra parte, a pesar de reciente pérdida de cuota de mercado con relación a los ingresos turísticos internacionales, esta última alcanza aun valores superiores a los obtenidos por la región en 1980.
Hay que destacar el importante papel desempeñado por el turismo intrarregional en las Américas, llegado este a representar las tres cuartas partes de los visitantes internacionales de la zona. Se ha producido, no obstante, una cierta reducción del peso de estos flujos en comparación con 1985, cuando equivalían al 84% del total de las llegadas turísticas. De todos modos, está previsto que el turismo intrarregional siga creciendo en las Américas con un ritmo medio del 4.1% anual.

LA INDUSTRIA DEL TURISMO EN CUBA
El crecimiento del turismo a nivel mundial ha sido espectacular. Sin duda, el mundo está viviendo una nueva época en la que el turismo se hace imprescindible, se percibe un fuerte crecimiento, difícil de frenar, porque razones muy claras y obvias están empujando cada año, con más fuerza a las poblaciones a hacer turismo. Hoy se considera al turismo internacional como uno de los renglones de exportación de bienes y servicios, superando a industrias como la automotriz y la electrónica.
Cuba no ha estado exenta de la influencia de esta actividad. Ya desde la primera mitad del siglo XX comienza a apreciarse flujos de viajeros, asociados a actividades tanto comerciales como de ocio. Una vez concluida la II Guerra Mundial ocurre un importante desarrollo turístico, fundamentalmente en la Habana, asociado al capital norteamericano. En la década de los 50 el principal mercado emisor era el estadounidense, con más del 85% del total de visitantes a la isla y una cuota de participación en el área de casi el 30%. En esta época el turismo hacia la Habana se desarrolla fundamentalmente asociado al juego y otros vicios, acciones promovidas por grupos económicos ilegales.
Con el triunfo de la Revolución en 1959 el turismo en Cuba se enfocó al disfrute por toda la población de las características y bellezas del país y al conocimiento de sus valoras en cuanto a condiciones naturales, cultura, historia e idiosincrasia. Se reorientaron los servicios hacia el turismo nacional y fue conformándose una estructura de la oferta adecuada para esos propósitos. Al mismo tiempo, se produjo una caída profunda del turismo internacional, no fue hasta mediados de los setenta cuando tuvo lugar una cierta reanimación del mismo.
A inicios de lo años noventa, Cuba se vio obligada a enfrentar un cambio profundo sus relaciones internacionales, como consecuencia de la desaparición de Campo Socialista, unido a un recrudecimiento del bloqueo implantado desde 1962. La conjunción de estos factores originó una crisis en la economía cubana de gravedad sin precedentes, cuyos principales resultados se expresan en que el período 1989-1993 el PIB cayó un 35%, las importaciones un 75% y el déficit fiscal se elevó por encima del 30%.
Este impacto repercutió directamente en el sistema empresarial y llevó al Estado y gobierno cubano a una redefinición acelerada de los componentes básicos de su estrategia de desarrollo económico, priorizando aquellos asociados a la generación de divisas convertibles. Se adoptaron un conjunto de medidas encaminadas a buscar un aumento en la eficiencia, lograr la estabilidad y facilitar la apertura externa e inserción en la economía mundial, con el menor costo social posible.
La última década del siglo XX fue para Cuba un período de profundas transformaciones económicas. Entre las más sobresalientes ha estado la expansión del turismo internacional, el cual ha pasado ha ocupar el papel del sector más importante de la economía, convirtiéndose en el soporte fundamental para el equilibrio de la balanza de pagos. Al mismo tiempo fue imprescindible restringir parte de los servicios al turismo nacional.
En este período la actividad internacional ha experimentado un proceso de continuo desarrollo. Los esfuerzos realizados tanto en la comercialización como en la construcción de la infraestructura turística, han hecho posible que Cuba se ubique como el tercer destino de Caribe insular.

EVALUACIÓN DEL SECTOR TURÍSTICO EN CUBA EN LA DÉCADA DE LOS NOVENTA
El turismo internacional en la economía ha pasado de ser la actividad coyuntural, a inscribirse como un factor estructural, lo cual ha implicado la emergencia de nuevas actividades económicas acordes a los cambio experimentados, tanto por la demanda turística, más inclinada en la actualidad a una nueva perspectiva hombre naturaleza, el disfrute del Patrimonio Histórico-Cultural y la Industria de Entretenimiento, como por la oferta que se promueve tratando de maximizar el efecto arrastre sobre toda la economía y pensando en una futura integración con nuestro medio.

Organización Institucional del sistema turístico cubano

La actividad turística es de las primeras con que se inicia la asociación con capitales extranjeros en la economía cubana. En el año 1987 se crea el Grupo Corporativo Cubanacán S.A., entre cuyas misiones se encontraba la de formar este tipo de asociaciones. El de organizaciones de desarrollo del sector, se ve fortalecido con la creación del Ministerio de Turismo en 1994 y la aprobación por la Asamblea Nacional de la Ley No. 77 de 1995para la Inversión extranjera.
El Ministerio de Turismo tiene la misión de diseñar y ejecutar la política turística, de forma tal, de dirigir su proceso de desarrollo, logrando para este sector la competitividad global, garantizando la rentabilidad y sustentabilidad en el tiempo y su constante vínculo con la elevación del nivel y calidad de vida de los ciudadanos del país.
Como se conoce, no existen actividades turísticas por naturaleza, sino productos que se convierten en turísticos por su destino, en sentido general, se acepta como núcleo básico de setas actividades las empresas e instituciones relacionadas con lo servicios de alojamiento, y otros de entretenimiento afines a este tipo de demanda, que se nuclean alrededor de MINTUR (Organismo rector) denominadas Cadenas Turísticas, principales oferentes de los servicios relacionados con la recreación y el disfrute del tiempo libre, que incluyen empresas mixtas y contratos de asociación económica internacional. Este grupo de entidades está formado por las siguientes instituciones:
1- Corporación Cubanacán S.A, que comprende 17 compañías especializadas en diferentes actividades turísticas, hoteles, marinas, servicios médicos para turistas, entretenimientos, etc. Muchos de estos servicios los ofrece mediante joint ventures con reconocidas firmas internacionales, entre las que se destacan Meliá y Tryp de España, Súper Club and Sandals de Jamaica, LTU de Alemania y Golden Tulip de Holanda. En la actualidad, su participación en el mercado cubano supera el 40%.
2- Grupo Hotelero Gran Caribe, especializado en hoteles cuatro y cinco estrellas, restaurantes u centros recreativos de alto nivel, Ej. :(Tropicana, Bodeguita del Medio y Floridita). También tiene establecidas joint ventures con conocidas entidades entre las que se destaca la cadena española Tryp.
3- Horizontes Hoteles, que agrupa a los hoteles de dos estrellas repartidos por los diferentes destinos turísticos del país.
4- Islazul, dedicada a atender el turismo doméstico, que cuenta con hoteles de dos y tres estrellas, moteles, casas y apartamentos.
5- Grupo Gaviota S.A., que comprende hoteles, restaurantes y centros de recreación; también tiene establecidas joint ventures con compañías extranjeras.
6- Compañías de Marina Puerto Sol, especializados en marinas y organización de eventos acuáticos.
7- Cubamar, especializada en campismos y villas muy vinculadas con la naturaleza, principalmente ecoturismo.
8- También integran este conjunto de cadenas turísticas la agencia de viajes Cubatur, la Empresa de transporte turístico Transtur, La Cadena de Tiendas Caracol, La Corporación Habaguanex y el Grupo del MES, MERCADU.
Esta forma de organizar el desarrollo de la gestión turística responde a la lógica de lograr rápidamente el acceso a tecnologías de avanzada en la dirección hotelera, alcanzar nuevos y más atractivos mercados y entrenar nuevos y propios recursos humanos, para finalmente consolidar el proceso de transferencia tecnológica, que es lo que garantiza el éxito en el camino emprendido.

ESTRATEGIA TURÍSTICA

En la resolución económica aprobada por el V Congreso del PCC en 1997, se reflejan los principios generales de desarrollo de la economía para los próximos años, se plantea explícitamente el papel que debe jugar el turismo en el crecimiento económico, señalando su misión como captador de divisas frescas, con una meta de más de 2 millones de ingresos brutos, para el año 2000.
Para lograrlo se consideró necesario incorporar nuevas modalidades como el multidestino, el ecoturismo, el turismo náutico, de salud, deportivo, cultural, etc., que ya se encuentran funcionando, aunque de forma incipiente en muchos casos, pues aun el grueso del turismo está asociado a sol y playa.
Es así que surge la necesidad de lograr y mantener la eficiencia en cada eslabón, el control sistemático sobre el nivel de explotación de cada instalación, para maximizarlo o decidir su reorientación. Además, se enfatiza en el papel que debe jugar en la reanimación de los restantes sectores, a partir de poner en la industria nacional a competir en términos de efectividad, calidad y oportunidad en los suministros con las homólogas extranjeras.

Principales resultados

En la anterior década, el turismo puede calificarse como el sector más dinámico de la economía aunque aun su contribución a la dinamización de los restantes sectores de la economía no puede catalogarse de totalmente satisfactoria. El turismo ha emergido como la estrategia para lograr el desarrollo económico, representa en la actualidad la fuente principal de ingresos en divisas y el sector de más rápido crecimiento y mayor potencial de la economía, y se estima que así debe mantenerse.
Tabla No. 1 Turismo: Indicadores Seleccionados

Indicadores U.M 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998
Turistas Miles 753.5 875.9 1043.6 1163.3 1531.9 1646.0 2050
Ingresos MMUSD 549.5 720.0 850.0 1100.0 1380.0 1546.0 1825.0
Habitaciones Mil Unid. 25.9 27.4 27.4 50.4 31.9 33.3 38.1
Tasa de
Ocupación % 60.4 57.9 59.1 62.9 64.9 75.4 76.1
Turismo/PIB. % 3.6 4.7 5.6 8.3 9.7 10.3 12.0
Turismo/Exp. %… 11 21 36 38 40.9 35.9 ----

Fuente: Anuario estadístico de Cuba 1998 ONE, Edición de 1999.
La economía Cubana: Reformas estructurales y desempeño en los 90. CEPAL, 1998.
Como se muestra en la tabla anterior, en el período 1990-1998 se ha logrado como promedio un incremento de del ingreso bruto del 32%, así como el número de visitantes del 18%. El esfuerzo realizado se pone de manifiesto con el incremento del número de habitaciones de un 13.86%, lo que representa un importante elemento valorativo de le eficiencia alcanzada por el sector en el presente decenio.
Desde 1994, puede hablarse de este sector como el principal para le economía nacional, representando en 1996 el 35% del total de exportaciones y en 1998 el 13% del PIB, frente a sectores en expansión como el níquel que solo representó el 3%, la pesca, con un peso del 2% y el tabaco con un 1% del valor de PIB. En los balances anuales del MINTUR para 1997 y 1998 se han puesto de manifiesto los principales logros, dificultades y metas, que pueden ser extractados como se relaciona a continuación.
Balance de 1997: Como un logro fundamental se destaca la influencia que ha tenido en el crecimiento de otros sectores de la economía, ya que si bien en 1996 diversas actividades no pertenecientes al sector captaron el 28% de los ingresos brutos que generó la actividad turística, en 1997 esta magnitud se elevo al 50%. En este sentido, se reflejaron los ingresos generados por la aviación civil, ascendentes a 160 millones de USD, significando los turistas el 99% de los viajeros en vuelos internacionales y el 32% de los viajeros en vuelos nacionales. Por su parte, el sector de la cultura obtuvo el 92% de sus ingresos (23 millones de USD) por esta vía.
Las compras a otros sectores fueron de 155 millones de USD, lo que representó el 22% con relación a 1996. Huelga resaltar, lo que esto significa en términos de incremento del empleo y los ingresos directos a la población, en realidad, el sector alcanzó un crecimiento de un 35% en sus aportes directos y de un 11% en sus utilidades netas por lo que fue calificado como el corazón de la economía.
Otros aspectos importantes a desarrollar consistían en la necesidad de elevar la comercialización con eficiencia, diversificar los mercados emisores, reducir los costos y gastos y elevar la ocupación lineal de las habitaciones. Se pone como ejemplo el caso del polo de Santiago de Cuba, donde se recibió un porcentaje mucho menor de turistas que los programados y que los recibidos en igual período del año anterior, disminuyendo sensiblemente el índice de ocupación de las habitaciones y la estancia promedio de los turistas.
Por otra parte, se elevaron los costos y gastos por dólar de ingreso en siete centavos por encima de lo programado, todo lo cual representó 3,5 millones de USD menos de ingresos que lo planificado. Todos estos aspectos debatidos a fondo, proponiéndose simultáneamente un plan de medidas para lograr la máxima explotación de su potencial en el futuro.
Balance de 1998: En este período el sector continuó su ritmo ascendente, en realidad, se reconoce que el pequeño crecimiento de PIB en el año, debe mucho al comportamiento de turismo, el cual alcanzó un crecimiento del 16.1% en sus utilidades brutas, un ingreso total que representa casi el 50% de las exportaciones de bienes y servicios; y que además en términos de empleo directo alcanza la cifra de 80 000 puestos de trabajo en el ámbito de la economía nacional, a lo que habría que adicionarle la cantidad de plazas reabiertas en fábricas con anterioridad paralizadas y la creación de mecanismos de estimulación e ingresos para otro importante grupo de trabajadores.
Por otra parte es de señalar que también continuó participando en gran medida en la reanimación de otros sectores de la economía, manteniéndose en este grupo la Aeronáutica Civil y el sector de la cultura, destacándose también por el crecimiento de sus ventas la agricultura no cañera (que también aumentó sus entregas a la población), la Industria Alimenticia, la Industria Ligera y La Pesca, entre otras. Una muestra más de lo avanzado en este sentido, se evidenció en los resultados de TECNOTUR 98, en la cual expusieron 211 entidades nacionales de solo 28 que lo habían hecho 9 años atrás, aquí se destacaron la industria del mueble, que logró colocar sus producciones en hoteles de tanto prestigio como el Meliá Cohíba, Santa Isabel, y Las Américas y el grupo industrial de maquinaria de SIME con una variada oferta de equipamiento para el turismo como mesas buffet, fregaderos, estanterías de cocina, campanas de extracción y hornillos, todo lo cual valida la afirmación de que “el turismo está transformando la economía de país”.
Como aspectos negativos fueron señalados: aumento de las cuentas por cobrar y pagar, deficiencias en las relaciones contractuales, la facturación y el control, de ahí la necesidad de tomar medidas internas, mejorar la contabilidad y garantizar la adecuada correspondencia de los ingresos de los trabajadores con lo resultados de su labor, insistiéndose además en le mejoramiento de la gestión comercial financiera.
Mención aparte debe hacerse en el proceso inversionista, que se ha caracterizado por la dilatación en los períodos de preparación y el inicio de las inversiones así como en le crecimiento de los presupuestos destinados a ellas, en este sentido el Ministerio de Economía y Planificación ha hecho un llamado a la elevación de la exigencia a la hora de presentar una propuesta de inversión, que debe partir de demostrar su eficiencia y contar con un estudio de factibilidad aprobado.
Esta problemática no ha escapado al análisis del propio Ministerio de la Construcción, que reconoce el estar realizando numerosa obras a un costo quizás demasiado alto, ya que se parte de un uso intensivo de mano de obra que por trabajar en condiciones de lejanía, conlleva un gasto nada despreciable en condiciones de vida, avituallamiento y alimentación.
Se prevé para el futuro inmediato la realización del análisis del presupuesto alternativo que representaría utilizar para las futuras inversiones, la prefabricación, los paneles aligerados y la terminación industrializada, que requerían de menor numero de constructores y un menor tiempo de construcción; todo esto se hará teniendo en cuenta lograr la eficiencia económica del proceso inversionista en su conjunto.
Un resultado fundamental logrado con la introducción del turismo en la economía cubana es su repercusión en el aumento del empleo. Ya se sabe que, por una parte el turismo es un sector intensivo en el uso de la fuerza de trabajo y además con posibilidades de reanimar otros sectores y proporcionar empleos de forma indirecta.
Estos resultados se han puesto de relieve en los balances del MINTUR de forma reiterada, se ha valorado que entre 1990 y 1996 el empleo creció en 1.23% mientras el indirecto pasó a emplear a más de 140,000 en 1990 para abarcar alrededor de 173,000 en 1996; lo cual representa aproximadamente el 9.3% de todos los empleados del sector estatal. Al cierre del 1er semestre de 1999, la tasa de desempleo se redujo a igual período de año anterior de 6.9% a 6%, en cuya evolución la incidencia directa e indirecta del desarrollo de turismo ha jugado un rol decisivo.

Competitividad estructural

La fundamentación de la competitividad estructural del sector se apoya en factores que pueden determinar en el largo plazo su posicionamiento en los mercados internacionales. En este caso se erigen en elementos claves, factores naturales disponibles, las políticas gubernamentales de apoyo al sector y el desarrollo económico alcanzado por las restantes ramas que puedan tributar al mismo, con relación a lo cual pueden señalarse un conjunto de aspectos positivos y negativos.
Cuba como se conoce es un “eterno verano”, lo que le hace un destino apetecible durante todo el año, de fácil acceso desde el exterior (vía aérea y marítima), para lo cual se ha remodelado, ampliado y construido un gran número de terminales internacionales.
Con relación a la accesibilidad interna se ha hecho o rehabilitado importantes obras para lograrlo (incluso para facilitar el acceso a los cayos), pero es aun un punto en el que debe insistirse en trabajar ya que con respecto a la capacidad de carga y los recursos, se cuenta con una infinita gama de atractivos naturales que van desde el clásico sol y playa, hasta el turismo campestre de montañas, de bellezas submarinas, etc.; por lo que puede afirmarse que es cuenta con la existencia de numerosos y variados recursos turísticos de calidad.
Especial referencia debe hacerse a la más importante y vital de nuestras ventajas estructurales: el factor humano, pues como es conocido se cuenta con una alta disponibilidad de mano de obra con un notable nivel de preparación, en condiciones de capacitarse rápidamente para desarrollar una efectiva y eficaz labor en cualquier campo. La competitividad del sector también se ve potenciada por el apoyo gubernamental, el cual se manifiesta en diferentes ángulos como son: preferencias tributarias, facilidades a los inversionistas, diseño de políticas encaminadas a lograr la integración entre la industria nacional y el sector, así como el desarrollo de la infraestructura necesaria al turismo.
La existencia de trece cadenas dentro del sector, que compiten entre si en aras de alcanzar una mayor cuota de mercado, ha fortalecido su estructura competitiva y ha contribuido a elevar la capacidad competitiva de la industria nacional en la medida en cada una de ellas exige productos y servicios más competitivos para su aprovisionamiento.
No obstante, si bien se han logrado avances en materia de movilización de los restantes sectores de la economía a partir de los reclamos del turismo, en realidad existen importantes reservas, se habla de algunos especialistas de una potencialidad de la industria de cubrir el 60% de la demanda turística. Es preciso consolidar posiciones en este sentido, desarrollando aun más el tejido industrial, que posibilite elevar el efecto multiplicador del turismo dentro de la economía, a la vez que se conquisten importantes avances en la competitividad del producto cubano.
Por último se hace necesario señalar otro aspecto negativo, relacionado con las estrategias empresariales que soportan el avance del sector en sentido global, que en realidad adolece de la necesaria diferenciación, lo que impide un proceso creciente y sostenido de agregación de valor, a pesar de los ingentes esfuerzos que en materia de desarrollo empresarial han realizado las diferentes entidades turísticas.

Valoración general del efecto arrastre del turismo

Uno de los aspectos básicos que se consideró al aprobar la estrategia de desarrollo del sector, era su posible y necesario efecto sobre las restantes ramas de la economía, pues esta es una de las grandes ventajas que este sector ofrece potencialmente para cualquier país. Como se reflejó con anterioridad en el trabajo, de lo valorado en los balances del MINTUR para 1997 y 1998, se evidencia que realmente el efecto arrastre ha existido, aunque aun queda un gran camino por recorrer. Por la importancia que le concedemos como punto de partida para estudiar todas las aristas económicas del turismo, consideramos válido hacer un aparte al tema.
El primer paso para el logro satisfactorio de la participación de las restantes ramas de la economía como suministradores de turismo, fue la concepción de un esquema que garantizara su financiamiento en moneda libremente convertible (principal factor de estrangulamiento de la economía en la actualidad) y con ese objetivo se crea FINATUR, a fines de 1991, empresa perteneciente al MINTUR, que utilizando las divisas fresca captadas por el propio sector, proveía de ellas a las empresas que elaborarían sus futuros insumos, en un monto de hasta 10% superior al costo directo en moneda libremente convertible del valor de al producción prevista,
Han participado de este proyecto los ministerios de: Industria Alimenticia, Agricultura, Industria Ligera, Sideromecánica y Electrónica, Industria Pesquera e Industria Básica; reportando los mayores crecimientos, SIME, MINBAS, MINAGRI, MINAL, MINIL y MIP. Si en 1992 la presencia de la producción nacional en las compras turísticas fue de apenas un 18%, esta proporción continuó creciendo durante la década para llegar a un 54% en el cierre del año 1999 y a un 60% en el año 2000.
Todavía existe un conjunto de problemas que entorpecen un mayor y más amplio crecimiento de la presencia de la producción nacional en la oferta turística. Algunos estudiosos del tema han señalado dificultades de carácter técnico- productivo, asociadas con el atraso tecnológico y el tamaño de muchas instalaciones que no facilitaban su transformación en un plazo breve; organizativas, entre las que destacan demasiados niveles de dirección, exceso de reglas, reglamentos y normativas.
También sobresalen entre las dificultades las deficiencias en la planeación y control de las actividades, falta de rigor en el cumplimiento de los contratos, que recargan a las entidades productivas con inventarios ociosos, ante el no dominio de la demanda real, unido en no pocas ocasiones a la falta de un sistema adecuado de estimulación a los productores nacionales, financieros; la escasez de recursos, unido a la existencia de una indisciplina financiera entre suministradores y establecimientos turísticos y la dificultad objetiva de acceso a créditos extremos, que cuando se logran impone condiciones altamente desventajosas y hacen poco factible, no ya el crecimiento de al producción, sino incluso el mantenimiento de la oferta; comercialización, relacionados con la deficiente presentación de algunos productos, falta de estudio de los mercados y de las características de la demanda, así como problemas en los mecanismos de fijación de los precios, que no estimulan la eficiencia de la producción.
Finalmente, una ganancia secundaria de la asistencia de nuestra industria al mercado turístico, son los patrones de calidad y de seriedad en el cumplimiento de las entregas con que tienen que entrar a competir, lo que redunda en una experiencia de trabajo para el futuro desarrollo de nuestras producciones. De cualquier forma, se ha considerado la necesidad de realizar estudios más profundos que posibiliten una mejor valoración de este proceso y la toma de medidas que lo logren hacer más eficaz y masivo.

Equilibrios fundamentales que validan el desempeño del sector
Nuestra oferta turística se ha concebido, buscando como un elemento clave, lograr una demande estable y equilibrada, es decir, trabajar por garantizar un flujo continuo de turistas a lo largo de todo el año, la elevación sistemática de la duración media de la estancia y un alto índice de repetición de los visitas. Uno de los mecanismos más certeros para asegurar estos resultados, es garantizar la diversificación del producto. Esto traducido al lenguaje turístico significaría:
Estabilidad temporal: En nuestro caso existe como ya se señaló, un factor estructural que predispone a este fin y es el clima, que posibilita el acceso a nuestro producto por excelencia, sol y playa, durante todo el año, a pesar de lo cual no estamos excesos de una pequeña dosis de estacionalidad como lo muestra la siguiente tabla:
Tabla No. 2
Turistas recibidos por época del año.
(Promedio 1990-1997).

Período Turistas (miles)
Dic-Marzo 110-120
Abril-Julio 70-90
Agosto-Sept. 100-110
Oct.-Nov. 70-90
Fuente: Gutiérrez O. y M. Muñoz. The Cuban Tourism Industry. Challenges and Perspectives. University of West Indice 1999
Por esta razón, es que resulta necesario el ampliar la oferta lo más posible, ofreciéndose para ello, como se mostrará a continuación, diferentes ofertas atractivas con el objetivo de captar a distintos segmentos del mercado aunque debe señalarse que en la actualidad, algunas de ellas, solo presentan un desarrollo incipiente.
El clásico arena, sol y mar, que además de ser una de nuestras ventajas naturales, es aun atractivo para lograr el mayor peso en el porcentaje de turistas (a pesar de las nuevas corrientes en este mercado que promueven un lento distanciamiento del turismo masivo estandarizado). Entre los sitios con mayor atracción se destacan: Varadero, que recibe el 20% del total del turismo, ubicada en la zona Occidental, Cayo Largo del Sur en el suroeste del país y Cayo Coco en la zona Central, Playa de Santa Lucía, la segunda barrera coralina del mundo, en la provincia de Camaguey y la de Playa Guardalavaca, en la zona oriental del país.
Cultura, Historia y Tradiciones, dirigido a un segmento con más información y que exige un mayor variedad, calidad y flexibilidad, acompañado de un enfoque más personalizado. Principales ejemplos de esta práctica son el ámbito de la cultura, el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano (Anual), el Festival Internacional de Guitarra, La Feria Internacional del Libro, el Festival de Música “Boleros de Oro”, Festival Internacional de Ballet de La Habana y el Festival Internacional de al Cultura Caribeña “Carifiesta”.
Por otra parte, están las visitas a Ciudad de al Habana, principal destino turístico del país, que entre otras atracciones tiene la Habana Vieja, Patrimonio de la Humanidad, una rica vida cultural, centro de numerosos eventos, conferencias, ferias y exposiciones, así como playas múltiples opciones recreativas.
Otro importante destino es Santiago de Cuba, segunda ciudad en importancia, centro histórico, cultural y de recreación, con un variado y rico paisaje montañoso. También reciben numeroso turismo las ciudades de Trinidad, significativa por su riqueza histórica y Cienfuegos, con playas, museos, deportes acuáticos y activa vida cultural.
Turismo científico, que contempla la organización de eventos y conferencias apoyados en un complejo dispositivo que garantiza los más diversos detalles. En este sentido vale mencionar entre los principales eventos que ya han logrado regularizarse: Congreso Internacional de Pedagogía (Anual), Congreso de Medicina ¨ Salud para todos ¨, Convención de turismo y el Evento Internacional de Lingüística ¨ Expolengua ¨.
Negocios, dirigido a un segmento mas elitista de altos precios y que reclaman gran calidad de servicios. En esta dirección cabe mencionar la Feria Internacional de la Habana (FIHAV) que ya se ha convertido en cita obligada para numerosos hombres de negocio de diversas latitudes.
Turismo de salud, el contar con recursos humanos calificados y un reconocido prestigio internacional en las ciencias médicas, nos ha permitido acceder a esta vía, que forma parte, además de la estrategia de financiamiento de nuestra salud pública, para mantener el mejor nivel posible de atención a nuestra población y nos concede una ventaja competitiva en el área. Los principales exponentes de esta vertiente turística es la Compañía Servimed perteneciente al Grupo Corporativo Cubanacán S.A., el Centro de Restauración Neurológica y el Centro de Retinosis Pigmentaria y otras instituciones médicas con reconocido aval científico a nivel internacional.
Educación, creó un grupo para promover las diferentes ofertas de los centros de educación superior cubana, desarrollándose cada año numerosos cursos de verano sobre nuestra diferentes especialidades y promoviendo el estudio de idioma español, actividades éstas, que no circunscriben solo a la capital, sino que están presentes en otras universidades del país, que tienen interesantes programas para estudiantes de pre y post grados de países del primer mundo.
Deportivo, Cada año organizan diferentes tornos y competencias deportivas que cada vez ganan más aficionados en el mercado internacional, como es el caso de Torneo Internacional de la Aguja ¨ Ernest Hemingway ¨ y el Campeonato Internacional de Boxeo ¨ Giraldo Córdova Cardín ¨.
Ecoturismo, se promueven una serie de destino que tienen en cuenta, que los turistas cada vez más están conscientes de los límites de la capacidad social y ambiental, y desean disfrutar de un nuevo tipo de oferta, como ejemplos típicos de esta modalidad podemos citar el Valle de Viñales, La Sierra del Rosario, La Ciénaga de Zapata, Parque Baconao, Cuchillas del Toa y la Península de Guanahacabibes, muchos de ellos reservas de la biosfera, Baracoa la primera villa fundada en el país por los españoles y la Isla de la Juventud reservorio natural de nuestra flora y fauna.
Equilibrio espacial, con relación al equilibrio espacial se está tratando de lograr una distribución equilibrada de la demanda desde el punto de vista espacial, alcanzando la mejor distribución posible del flujo de turistas por todo el territorio nacional, para que realmente el sector actúe como corrector de los desequilibrios regionales, sin que esto implique la promoción de la actividad turística de manera totalmente descentralizada, lo que no sería recomendable ya que afectaría seriamente sus resultados. En realidad respecto a este equilibrio es necesario seguir trabajando, ya que si bien se puede hablar de seis regiones principales (Habana, Varadero, Camaguey, Holguín, Santiago de Cuba y Cayo Largo del Sur), que cuentan a su vez con 45 polos turísticos (lugares diseñados para agrupar de forma coherente atractivos turísticos, infraestructura y organización que hagan satisfactoria la estancia de los turistas) y un adecuado número de establecimientos, en la actualidad existe una alta concentración entre La Habana y Varadero que, contando con el 60% de la habitaciones reciben aproximadamente el 70%, de los turistas que llegan, lo que realmente dista mucho de un resultado óptimo.
Un análisis promedio de ocupación hotelera a nivel nacional revela la existencia de capacidades ociosas que es necesario disminuir.
Tabla No.3
Capacidades de alojamiento por regiones (habitaciones)

REGIÓN 1994 1995 1996 1997 1998
TOTAL 27401 30387 31952 33338 38156
Ciudad de la Habana 9374 10666 10208 10661 11770
Varadero 7308 7543 8680 9528 11338
Camaguey 1516 1777 1732 1701 1742
Holguín 1757 1869 2082 1932 2442
Santiago de Cuba 1742 1984 2242 2081 2068
Cayo Largo 457 567 565 642 714
OTROS 5247 5981 6441 6793 8083
Fuente: Anuario Estadístico de Cuba, 1998, ONE, Edición 1999.

El equilibrio de los mercados emisores, consiste en tratar de lograr la mayor apertura posible de las corrientes de los turistas según su lugar de procedencia, es decir, no depender de un flujo de una región determinada, reduciendo la vulnerabilidad provocada por la concentración de la demanda y trabajando por captar segmentos de al demanda caracterizados por la pautas de gastos más convenientes y que generen el multiplicador turístico más elevado. En realidad, en la actualidad, lo anterior es solo una aspiración, un objetivo de trabajo donde queda mucho por alcanzar. Los principales países emisores de turismo son: Canadá (16,2%), Italia (19%), España (11,7%), Alemania, Francia, Austria; Suiza, Estados Unidos, Argentina, Brasil, México y Venezuela.
Como puede observarse, la mayor proporción de turismo proviene de Canadá y Europa, ocupando los visitantes europeos el 55% del total, lo que indica una fuerte dependencia de esa área, lo que en cierto sentido nos hace vulnerable ante cualquier cambio en la región. Si por otra parte, se hace un análisis del crecimiento experimentado en el período 1992-1997 en el número de visitantes por regiones, tenemos los siguientes resultados:

Tabla No.4
Crecimiento de los visitantes por regiones

REGION %
Europa 15.2
Canadá 4.3
Latinoamérica 22.3
Caribe 25.9
Estados Unidos 28.9
Fuente: Gutiérrez O. y M. Muñoz. The Cuban Tourism Industry. Challenges and Perspectives. University of West Indice 1999.
De aquí puede apreciarse una incipiente tendencia a ampliar el espectro de nuestros visitantes y abrimos a nuevos mercados, aunque aun se notan ausentes como puede ser el mercado asiático, que en los últimos años, sin embargo, está creciendo en los países latinoamericanos con costas al Pacífico.

CONSIDERACIONES FINALES:

Como resultado de los análisis expuestos a lo largo del trabajo se ha podido determinar un conjunto de elementos que pueden ser clasificados de acuerdo a su procedencia (interna o externa) lo que permite su agrupación en términos de oportunidades, amenazas, fortalezas y debilidades.

Oportunidades

 Los estudios internacionales en materia de turismo prevén un crecimiento continuado del flujo de turistas a nivel mundial, el cual se encuentra avalado entre otros factores por: evolución sociodemográfica favorable, primando en los países emisores de parejas de mediana edad sin hijos y jubilados con mayor capacidad de gasto, las estadísticas del consumo de los hogares están pasando a registrar el turismo por su peso relativo de ser un servicio de lujo y un hábito al que es difícil renunciar (asimetría del turismo frente a la variación de los ingresos), avances tecnológicos y abaratamiento relativo de los costos de comunicación y transporte, lo cual favorece los viajes entre distancias no tan cortas y además incrementa las posibilidades de distribución de los productos turísticos facilitando concepciones más flexibles y personalizadas de los viajes, el auge de la inversión extranjera y los flujos comerciales entre Cuba y lo países del área los cuáles pueden tener un efecto estimulador de las corrientes turísticas.
Si se considera la potencialidad natural del Caribe como región receptora de turistas y se valora que solo recibe en estos momentos el 2.8% del turismo mundial (en las islas se concentra el 1%), es evidente que la única oportunidad de crecimiento de esta demanda se derivaría de una integración de toda el área trabajando en función de lograrlo.

Amenazas

 La guerra económica que Estados Unidos mantiene hacia Cuba, ha conducido tanto a la prohibición de viajar a la isla para los ciudadanos norteamericanos lo que nos priva de un mercado cercano y con alta tradición de turismo. Como a la imposibilidad de contarlo una fuente de suministros para la industria cercana y por tanto más rentable desde el punto de vista económico.
 La relativa pérdida de mercados que han experimentado los países europeos en los últimos años, los ha incentivado a desarrollar una creciente y agresiva compañía de marketing que les pueda retener e incluso ampliar el espectrote turistas a recibir, esta situación puede afectarnos dado que Europa constituye nuestro principal mercado emisor.
 No debe desestimarse la competencia que representan los restantes destinos turísticos tradicionales que cuentan con una fidelidad de sus clientes, el know-how hotelero, la capacidad de gestión acumulada y estructuras administrativas sectoriales adecuadas a este quehacer.

Fortalezas
 Contamos con la potencialidad para atraer los segmentos del mercado en expansión en la actualidad, como puede ser el ecoturismo, el turismo de salud, el desarrollo de congresos, convenciones y otros eventos similares.
 Contamos con un ambiente sano, tanto desde el punto de vista social, como epidemiológico, ubicación geográfica satisfactoria, que la convierte en un destino de fácil acceso y con un clima privilegiado todo el año.
 Existe una política gubernamental de apoyo al sector donde se concertan las principales áreas y polos a desarrollar, los recursos que se van a destinar a la búsqueda de las proporciones adecuadas de turistas e ingresos para los diferentes territorios.
 El sector dispone de una magnífica de brindar un servicio con la máxima eficiencia y calidad. A esto debe unirse la existencia de de un sistema de instituciones para trabajar en la formación y entrenamiento de los diferentes trabajadores del sector (FORMATUR).

Debilidades
 Las exiguas posibilidades de financiamiento con que cuenta la economía, que dificultan en ocasiones el desarrollo de la infraestructura necesaria para la oferta turística establecida, a la velocidad adecuada.
 Mejorar el control interno y la gestión económica, considerando fundamentalmente el control financiero durante todo el proceso.
 La concentración de la industria turística cubana en dos importantes zonas: La Habana y Varadero, y la mayor afluencia en el destino SOL Y PLAYA.
 La oferta de actividades complementarias –centros de recreación, salas de espectáculos, museos, exposiciones permanentes, etc.-aun dista mucho de encontrarse a la altura de las expectativas de gran parte de los visitantes.
 Es necesario mejorar la estética urbana en muchos lugares de país, especialmente en la capital y ciudades cabeceras de provincia muy afectadas por el deterioro, resultado de nuestras carencias económicas, que no proporcionan un panorama agradable a los turistas.
 Falta de integración interna entre la industria nacional y el sector turístico en materia de suministros de bienes y servicios que actualmente tienen que ser adquiridos en el exterior.
El sector turístico cubano se enfrenta al desafío de elevar su capacidad competitiva con importantes oportunidades que pueden ser aprovechadas, así como un grupo de fortalezas que pudieran servir de apoyo al proceso. Sin embargo, muchos son los obstáculos a sortear. Las amenazas que presenta el entorno internacional, matizado, en primer lugar, por el brutal bloqueo norteamericano, plantean un reto ¨ Sui Generis ¨. Por otro lado, las debilidades asociadas a factores objetivos y subjetivos tendrán que ser eliminadas mediante el diseño de una estrategia coherente en la que se involucre adecuadamente el uso potencial humano del país como recurso económico principal.
 


Pulsando aquí puede solicitar que le enviemos el Informe Completo en CD-ROM
Si usted ha participado en este Encuentro,
le enviaremos a la vez su certificado en papel oficial.


Los EVEntos están organizados por el grupo eumednet de la Universidad de Málaga con el fin de fomentar la crítica de la ciencia económica y la participación creativa más abierta de académicos de España y Latinoamérica.

La organización de estos EVEntos no tiene fines de lucro. Los beneficios (si los hubiere) se destinarán al mantenimiento y desarrollo del sitio web EMVI.

Ver también Cómo colaborar con este sitio web


Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga Mensajes cristianos

Venta, Reparación y Liberación de Teléfonos Móviles
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

3 al 20 de
diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Local en un Mundo Global




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

 

9 al 26 de
enero
X Congreso EUMEDNET sobre
Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas del S. XXI

5 al 20 de
febrero
XI Congreso EUMEDNET sobre
Educación, Cultura y Desarrollo

5 al 20 de
marzo
II Congreso EUMEDNET sobre
Economía Crítica

8 al 23 de
abril
IX Congreso EUMEDNET sobre
Ética, Gobernanza y Desarrollo

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet