Las propiedades de "manos muertas" eran aquellas que, en virtud de las condiciones del legado o por las reglas de institución de su dominio, no se podían vender, permutar o transferir en forma alguna. Era habitual que tampoco pudieran estar gravadas por impuestos.
El origen de esas propiedades está en la cesión o legado hereditario de un benefactor ya muerto (de ahí el nombre de "manos muertas") cuya voluntad sigue prevaleciendo.
Principalmente hace referencia a las propiedades de la iglesia católica, aunque también pueden incluirse en este concepto algunas propiedades de la casa real (realengos) o de la nobleza (señoríos), ayuntamientos o de las antiguas "ONG": hospitales, hospicios, casas de misericordia, cofradías, etc.
Esta forma de dominio entró en uso en virtud de las leyes económicas medievales que consideraban inalienable todo lo adquirido por la Iglesia católica. El papa Simaco (498-514) estableció que ni el Sumo Pontífice pudiera desprenderse de las propiedades de la Iglesia. Desde los tiempos finales del imperio romano, la iglesia católica había estimulado que los creyentes entregaran sus bienes a la iglesia. Algunas congregaciones, los jesuitas, por ejemplo, tenían miembros especializados cuyo trabajo principal consistia en prestar atención a ancianos ricos con el fin de convencerlos de que cediesen sus propiedades en herencia a la congregación.
Siendo indefinida la vida de las instituciones y congregaciones religiosas, y no pudiéndose transferir su propiedad por ninguna forma de enajenación o venta, con el paso de los siglos las propiedades de "manos muertas" llegaron a ser un alto porcentaje del territorio español.
Además, las propiedades eclesiásticas estaban exentas de tributar en concepto de derechos de transmisión y, en algunos países, incluso por contribución territorial. Por ello, y también por su crecimiento desmedido, muchos gobiernos de diversos países y épocas han expropiado los bienes de "manos muertas", un proceso llamado "desamortización".


Para ver en contexto el concepto en todo eumed·net pulse aquí:   

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados

El conjunto de métodos aplicados al conocimiento de la ciencia, derivan de la Epistemología, que es una rama de la filosofía. La Epistemología es la aplicación de los principios de la Teoría del Conocimiento, en este caso, al conocimiento de la ciencia Económica. Al dar comienzo a esta obra, postulo que la ciencia económica y, con ella, su método, es la más teñida por los intereses ideológicos.
Libro gratis
Congresos

11 al 26 de febrero
I Congreso EUMEDNET sobre

Desafíos de las Empresas del Siglo XXI

10 al 25 de marzo
I Congreso EUMEDNET sobre

La Educación en el Siglo XXI

14 al 29 de abril
I Congreso EUMEDNET sobre

Los Modelos Latinoamericanos de Desarrollo

12 al 27 de mayo
I Congreso EUMEDNET sobre

El Final de la Hegemonía USA

14 al 28 de junio
I Congreso EUMEDNET sobre

Los Tratados de Libre Comercio

15 al 29 de julio
X Congreso EUMEDNET sobre

Turismo y Desarrollo

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga