De hecho, de unas 165 clases de dinero diferente que existen, solo 11 (once) desde la implantación del Euro, cumplen con las condiciones básicas para moverse de un extremo a otro del planeta, y para poder ser unidad de cuenta en todo el mundo con poder liberatorio universal para cobros y pagos. Son las llamadas divisas convertibles que detallamos a continuación, siendo uno de los requisitos imprescindibles, para formar parte de este club privilegiado, como acabamos de decir su libertad total de movimientos.
LAS ONCE DIVISAS CONVERTIBLES
DIVISA
CÓDIGO ISO
PAIS MADRE
Dólar americano
USD
EstadosUnidos América
Euro
EUR
Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda,Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal
Dólar canadiense
CAD
Canadá
Dólar neozelandés
NZD
Nueva Zelanda
Dólar australiano
AUD
Australia
Yen Japonés
JPY
Japon
Libra Esterlina
GBP
Reino Unido
Franco Suizo
CHF
Suiza
Corona Sueca
SKR
Suecia
Corona Danesa
DKR
Dinamarca
Corona Noruega
NKR
Noruega
Este dinero vale en todo el mundo, frente al resto, 154 divisas no convertibles que solo valen dentro de cada país o en algunos casos en países fronterizos por acuerdos bilaterales. Ni los billetes ni los pagos realizados a través de las entidades financieras en las monedas no convertibles descritas a continuación son válidas para realizar algún tipo de transacciones entre países. Por lo tanto su valor se limita pura y estrictamente a su capacidad de compra doméstica, a su poder liberatorio y como unidad de cuenta dentro de su propio territorio. Repetimos que este dinero, tanto en monedas y billetes como bancario, de 140 países del mundo solo puede utilizarse domésticamente, en el interior de la respectiva nación. Pero en las operaciones tanto de comercio internacional de importación o exportación de mercancías y servicios como las financieras de préstamos e inversiones entre países, solamente pueden ser utilizadas las once divisas convertibles antes relacionadas, ya sea a nivel individual como institucional. Como acabamos de decir La tenencia o no de divisa convertible, significa casi todo en el nivel de vida y en el bienestar de una nación

El mundo se mueve únicamente en este tipo de dinero. Solo y exclusivamente en las ONCE DIVISAS CONVERTIBLES

Condiciones para la convertibilidad del dinero Las condiciones de una divisa para poder ser convertible son además de la ya mencionada libertad de movimiento de capitales, el que no haya restricción ni límite en cuanto a los movimientos y a la tenencia de los depósitos expresados en dichas divisas es decir que tenga convertibilidad total; la existencia de una infraestructura financiera en el país madre de la divisa y por último suficientes movimientos en los capítulos de la Balanza de Pagos. Estas son las condiciones básicas y esenciales que permiten al dinero convertible entrar en el libre juego de la oferta y demanda de los mercados financieros internacionales.

Texto de Pedro Hernández Álvarez



Para ver en contexto el concepto en todo eumed·net pulse aquí:   

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga