EVOLUCIÓN CIENTÍFICA Y METODOLÓGICA DE LA ECONOMÍA

Roberto Gómez López

EVOLUCIÓN CIENTÍFICA Y METODOLÓGICA DE LA ECONOMÍA: Escuelas de Pensamiento

I.- FUNDAMENTOS CIENTÍFICOS Y METODOLÓGICOS

INTRODUCCIÓN

El método científico es un procedimiento complejo que permite conocer la realidad, predecir los acontecimientos, y en consecuencia, controlar situaciones futuras. Para ello es necesario que se articule la teoría y su contrastación con la realidad empírica de acuerdo con una serie de requisitos, utilizando una serie de procedimientos y técnicas de variada índole, y siguiendo unos pasos bien establecidos.

Ya Descartes había señalado que el método es necesario para la investigación de la realidad. Su más genérica definición procede de Plantón: método es el camino para alcanzar el saber. Lejos del azar, del capricho o de la simple opinión, el método ha de estructurarse en una serie de reglas que permitan un uso general e independiente de la capacidad de los sujetos que lo utilizan (si en la práctica se usa bien o mal es otra cuestión y no afecta a su naturaleza)

Si existe un solo método o varios, y si el objeto a estudiar condiciona el método o a la inversa son cuestiones controvertidas.

Bochenski (1954, tratado), estudia el conocimiento directo a través del método fenomenológico y el conocimiento indirecto a través de tres métodos básicos: el análisis lingüistico , el deductivo (axiomático) y el reductivo (que incluye la reducción progresiva-verificación- y la regresiva -explicación-, la inducción- propia, aunque no exclusiva de las ciencias de la naturaleza, y la reducción no inductiva –propia de las ciencias históricas-).

Piaget (1967, tratado de 1970) se plante el problema de las relaciones entre lógica, metodología y epistemología. El desarrollo de la epistemología es el producto de la reflexión sobre las ciencias, por lo que se pueden distinguir tres tipos de epistemologías: metacientíficas, paracientíficas y propiamente científicas. Estas mantienen su reflexión en el ámbito de la ciencia y se han organizado en torno al positivismo y neopositivismo. Los métodos de estas epistemologías se reducen básicamente al análisis directo (análisis reflexivo sobre las condiciones del conocimiento), al análisis formalizante (reflexión inspirada en el positivismo lógico que subraya la necesidad de atenerse a los hechos y de elaborar un lenguaje común y exacto) y a los métodos históricos-críticos y psicogenéticos.

Vamos a considerar dos momentos, el empírico y el teórico, y cuatro fases, que corresponden dos a cada nivel, la observación y la contrastación remiten a la experiencia, la elaboración de hipótesis y la elaboración de leyes y teorías se mantienen en el plano teórico.

La observación es la denominación genérica de un proceso muy complejo y variado que consiste en la recogida de datos de la realidad. La contrastación supone poner a prueba la hipótesis, lo que exige volver a la experiencia para decidir si las predicciones se cumplen o no, el más refinado, pero no el único, de los procedimientos utilizados es el experimento (no se debe, sin embargo, reducir la contrastación a experimentación), a veces se utiliza el término “verificación”, englobando la confirmación y la falsación.

En la fase de elaboración de hipótesis incluimos su proceso de descubrimiento y formulación y también la deducción de consecuencias contrastables, la razón para ello se encuentra en la naturaleza teórica de ambas operaciones (aunque la última sea deductiva y la primera pueda serlo o no, siendo habitualmente de naturaleza inductiva).

La elaboración de leyes, teorías (y eventualmente sistemas) es el objetivo último del método científico, el término teorías se utiliza a veces como equivalente de hipótesis, pero aquí se refiere a la articulación de leyes ya confirmadas.

El orden, tanto lógico como cronológico, no está fijado de una forma rígida. El más sencillo y frecuente es el siguiente: de la observación se pasa a la elaboración de hipótesis y a la deducción de consecuencia, éstas se contrastan en la realidad (generalmente a través de un experimento) y los resultados se interpretan y se integran en un sistema teórico. Una vez terminado el ciclo se inicia otro tomando en cuenta los logros alcanzados, por lo que el desarrollo de la ciencia resulta siempre progresivo (con independencia de la forma evolutiva y revolucionaria en que lo haga). A veces se prescinde de la primera fase, sobre todo cuando la ciencia está ya muy desarrollada, puesto que las hipótesis surgen por deducción de teorías anteriores, pero en cualquier caso la contrastación empírica es indispensable. En ocasiones se obtienen datos (por observación) que se analizan e interpretan teóricamente (generalmente sobre bases estadísticas, como análisis correlacionales) sin que sea precisa su contrastación empírica posterior (aunque se puede hacer en el marco de un amplio programa de investigación o como parte de uno nuevo), en este sentido algunos reducen la elaboración de la teoría al mínimo, a la simple generalización .

Pero para hacer ciencia positiva siempre hay que integrar el nivel teórico con el empírico, siempre tiene que haber una hipótesis teórica y siempre tienen que obtenerse datos de la experiencia.

 

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga