GEOGRAFÍA ECONÓMICA DE OAXACA

Miguel E. Berumen Barbosa

Plan Puebla Panamá:
Programa de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec.

I) Antecedentes.

El Istmo de Tehuantepec, lo conforma una franja de tierra de aproximadamente 220 kilómetros de longitud que separa al Golfo de México del Océano Pacífico . Limita al norte con el Golfo de México, al este con el estado de Chiapas, al oeste con la Sierra de Oaxaca y la Sierra Madre Sur- y al sur con el Océano Pacífico.

Desde la época del conquistador Hernán Cortés, emerge la idea de la comunicación interoceánica y se desprenden una serie de ideas y acciones que han girado en torno a dicho eje, propuestas, proyectos, convenios, etc., han sido contradictorios, con sus respectivas razones o argumentos, quizás ocultando el verdadero trasfondo que involucraría o vulneraría la Seguridad Nacional o si se quiere se pondría en entredicho la Soberanía Nacional.

Con la finalidad de ir madurando la idea de la comunicación interoceánica, a principios de la década del siglo XX, el General Porfirio Díaz, inaugura los Puertos de Minatitlán, en Veracruz y Salina Cruz, en el estado de Oaxaca, uniéndolos vía ferrocarril. A mediados del siglo XX ya se transita por la carretera Panamericana y se pavimenta la que une a dichos puertos, desprendiéndose acciones para conformar todo un complejo industrial en dicha zona, recayendo principalmente en la parte del estado de Veracruz : Cosoleacaque, Pajaritos y la Cangrejera.

En los primeros meses de 1996, se da a conocer el denominado "Programa Integral de Desarrollo para el Istmo de Tehuantepec (Oaxaca-Veracruz), el cual giró en torno a la modernización por licitación del ferrocarril y las dos terminales portuarias que une Coatzacoalcos y Salina Cruz, contemplándose la modernización de la carretera federal 185 Transístmica y equipamiento urbano. Sobre este eje se identificaron un total de 125 proyectos: 20% urbanos; 18.4 % petróleos y petroquímicos; 6.4 % portuarios; 6.4 % forestales; 5.6 % carreteras; 4.8 % minería; 4.8 % agroindustriales; y 3.2 % turismo, sin embargo se olvidaron del aspecto social y del ecosistema, o la forma en que se aborda es muy ambiguo, es decir, el impacto negativo que consigo traería hacia estos dos factores, situación que prevalece hasta ahora.

II) Panorama Actual.

A la luz pública se tiene conocimiento respecto a la existencia del denominado Plan Puebla Panamá, creándose dos oficinas que corresponden al Presidente de la República: la Comisión Ejecutiva del Plan Puebla Panamá y la Comisión de Alto Nivel de Promoción y Financiamiento, trascendiendo que también se conformó una Comisión Intersecretarial Federal, misma que se encuentra anunciando un Comité de Consulta Popular, de la que se comenta por parte de diversas organizaciones sociales que no ha tenido la suficiente difusión.

Es posible que en esta última se aborden temas como: tipo y control de inversiones privadas, licitación de obras, de qué manera serán integradas las comunidades y habitantes de la zona afectada directamente, de qué manera será atendido el entorno ecológico, así como la forma en que garantizará la soberanía nacional, donde posiblemente se tengan que presentar reformas a las leyes, entre otros.

Asimismo, no se descarta que se contemplen los principales problemas de la zona: agrarios, agrícolas, tráfico ilegal de personas extranjeras, narcotráfico, tala inmoderada y tráfico de madera y fauna, calificación de la mano de obra de la región a emplear, máxime que con el transcurso de los años, dentro del proceso de la "globalización", la temática cobra mayor relieve, es sujeta o foco de comentarios, intercambio de opiniones entre una serie de organizaciones político sociales, de elaboración de estudios y anteproyectos, el objetivo: la integración económica de México a la "Globalización", toda vez que se le considera como parte de una estrategia de integración.

Si bien es cierto que en el estudio de Felipe Ochoa y Asociados. "Consultoría para el Programa de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec. Resumen Ejecutivo, México, marzo 20 de 1996", se enfoca particularmente a la franja que constituye el Istmo de Tehuantepec, que para el caso de este libro se considera el enfocado directamente con la franja del Istmo de Tehuantepec que comparten los estados de Oaxaca y Veracruz, por lo que consideran el número de núcleos agrarios, comunidades y ejidos, así como el tipo de propiedad social, sin embargo se adolece de la forma en que serán integrados, considerando los impactos de los diferentes proyectos, máxime cuando se afectarán sus usos y costumbres, cultura y otros patrones de las comunidades, principalmente indígenas, independientemente de contemplar su participación dentro de la integración y análisis de las propuestas del Plan Puebla Panamá, además de ignorarse si tendrán una participación activa dentro de los convenios y tratados, a la fecha la presunta integración de estos en el proyecto, es muy ambigua y se presta a mal interpretaciones.

Si tomamos en cuenta los resultados que arroja el proyecto de la mencionada consultoría de Felipe Ochoa y Asociados, nos refleja un alto grado de marginación en el 30% de las localidades con más Habitantes de Lengua Indígena (HLI), el 38.73 %, se registraban sin el servicio de energía eléctrica; el 64.59 %, sin agua entubada; 81.47 % sin drenaje; 55.97 % con piso de tierra.

El universo del estudio contempla un total de 80 municipios, de los cuales 41 son del estado de Oaxaca —cabe observar que dicha consultoría considera el municipio de San Juan Colorado, el cual pertenece al distrito de Jamiltepec que a su vez se integra en la región de la Costa, muy distante del Istmo, lo que hace dudar de la seriedad del estudio y por ende del conocimiento de la zona por parte de las personas que lo elaboraron o se debería de dar cuando menos una explicación o justificación del por qué lo están integrando- y 39 pertenecen al estado de Veracruz; asimismo, se contemplan 1,230 núcleos agrarios y 1,174 ejidos, subrayando que el 65% del territorio es propiedad social, equivalente a 1,558,847 hectáreas, mientras que la superficie indígena es del 79%.

Es de observarse que 132 ejidos con 53 comunidades, pertenecen al estado de Oaxaca, mientras que 1,042 ejidos con 3 comunidades son del estado de Veracruz.

Oaxaca: Municipios y grado de Marginación[1]
Muy AltaAltaMediana
Guevea de HumboltdAsunción IxtaltepecCiudad Ixtepec
San Dionisio del MarBarrio La SoledadEl Espinal
San Francisco del MarChahuitesJuchitán de Zaragoza
San Juan ColoradoMagdalena TequisistlánSalina Cruz
San Juan CotzocónMagdalena TlacotepecSto. Domingo Tehuantepec
San Juan GuichicoviMatías RomeroUnión Hidalgo
San Juan MazatlánNiltepec
San Lucas CamotlánReforma de Pineda
San Miguel ChimalapaSan Blas Atempa
San Miguel del PuertoSan Francisco Ixhuatán
San Miguel TenangoSan Mateo del Mar
San Pedro HuamelulaSan Pedro Comitancillo
Santa María ChimalapaSan Pedro Huilotepec
Santa María GuienagatiSan Pedro Pochutla
San María HuatulcoSan Pedro Tapanatepec
Santa María PetapaSanta María Jalapa del Márquez
Santa María TotolapillaSanta María Mixtequilla
Santiago IxcuintepecSanta María Xadani
Santiago LachiguiriSantiago Astata
Santa María PetapaSantiago Laollaga
Santo Domingo Ingenio
Santo Domingo Chihuitán
Santo Domingo Zanatepec

[1]Ver Internet: http://www.laneta.apc.org/oaxaca/megaproyecto/anexos/Anexos5/anexo5.html

Conforme al cuadro, se desprende que 20 municipios están clasificados de Muy Alta Marginación, 23 de Alta Marginación y 6 de Mediana Marginación, lo cual nos remite a un cuadro socio económico, agudo, con la tendencia a ser aún más politizado el mencionado Plan Puebla Panamá, en la que jugarán un papel protagónico las diferentes organizaciones sociopolíticas de la zona, así como los grupos ecologistas, además de las defensoras de los derechos humanos.

Del universo de 80 municipios que se contemplan en el estudio indicado, señala la consultoría que 33 de ellos están identificados como de impacto directo por los proyectos del Programa Transístmico, de los cuales 17 son del estado de Oaxaca y 16 de Veracruz, ellos son los siguientes.

De OaxacaDe Veracruz
Barrio La SoledadAcayuca
Ciudad Ixtepecángel R. Cabada
ChahuitesCoatzacoalcos
JuchitánCosoleacaque
Matías RomeroChinameca
Salina CruzChoapas, Las
San Dionisio del MarHidalgotitlán
San Francisco del MarIxhuatlán del Sureste
San Francisco IxhuatánJesús Carranza
San Juan CotzocónMinatitlán
San Mateo del MarMoloacán
San Pedro HuamelulaOluta
San Pedro TapanatepecSan Andrés Tuxtla
Santa María HuatulcoSantiago Tuxtla
Santa María Jalapa del MarquésZaragoza
Santiago AstataAgua Dulce
Santo Domingo Tehuantepec

Para el caso del estado de Oaxaca, que se consignan un total de 70 proyectos, los municipios que capitalizan estos son: Salina Cruz, cuyo total es de 28, de los cuales 4 son proyectos industriales, sin especificar cuáles; 6 petroquímicos; 4 en infraestructura portuaria; 2 de infraestructura carretera; 5 de pesca y 5 integrados en la clasificación de otros.

Le sigue Santa María Huatulco con un total de 11 proyectos, de ellos 4 son proyectos turísticos y 7 clasificados como "otros", sin abundar más al respecto. De ahí le sigue Santo Domingo Tehuantepec con 7 proyectos, 2 mineros, 2 de pesca, 1 industrial, 1 de infraestructura ferroviaria y 1 clasificado en "otros". Le sigue Juchitán de Zaragoza con 4, de ellos 1 industrial, 1 en infraestructura carretera, 1 minero y 1 en "otros".

Los demás municipios se les contempla con 1 proyecto relacionado con la pesca, con excepción de San Juan Cotzocón que se le considera dentro del proyecto forestal, mientras que para San Pedro Huamelula y Santiago Astata, se les considera para proyectos mineros únicamente.

Asimismo, se indica los Proyectos Financiados por Fondos Regionales de su creación a 1996 en Oaxaca y Veracruz, en la zona del Istmo de Tehuantepec, contemplándose para el primer estado un total de 513 proyectos, de los cuales 53 se le relacionan con la Pesca; 127 con Agricultura; 3 infraestructura Caminera; 174 Ganadería; 16 Forestal; 14 Comercialización; 7 Salud; 7 Agroindustrial; 12 Artesanías; 24 Cultura; 9 Abasto; 12 Minería; 44 Transporte y 11 Otros.

En el estudio, según se indica en los flujos del Comercio Internacional, se da a entender que el Istmo de Tehuantepec, jugaría un papel importante dentro de la dinámica comercial entre la Comunidad Económica Europea y áfrica con Oceanía y el Oriente Asiático.

Un documento más general, es el "Plan Puebla Panamá. Capítulo México. Documento Base. Marzo, 2001. (Versión Resumida para el Curso Internacional de Agroecología, 2002, UNECO-UV-UAMX-UADY-UCB. DR- JOSE MA. RAMOS)". en el se indica que la región Sur Sureste del país, conformada por los estados de Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán, tienen una superficie en conjunto de 502,738 kilómetros cuadrados equivalente al 25.7% del nacional, siendo los estados más extensos Oaxaca, Chiapas y Veracruz. Como se podrá observar, en este documento, se deja por un lado el objetivo directo, es decir las comunidades que se ubican en la franja del Istmo pertenecientes a los estados de Oaxaca y Veracruz que serán afectadas positiva o negativamente.

Se resalta en dicho documento las siguientes características predominantes en los estados que conforman la región Sur Sureste: fuerte rezago socioeconómico en comparación con las entidades del centro y norte del país, ampliándose con el paso del tiempo; pobreza y marginación; migración, son estados fuertemente expulsores de mano de obra; se concentra el número mayor de población indígena, siendo la más relevante la de Oaxaca, después de la de Yucatán, además el alto grado de dispersión de la población.

Contrariamente con este panorama, se consigna que la región Sur Sureste es muy rica en recursos naturales, variedad de suelos y gran biodiversidad —entre los estados de Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Guerrero concentran el 70 % de la nacional—; ríos, bosques, selvas, yacimiento de hidrocarburos, así como de minerales metálicos y no metálicos.

Se consigna en este documento los siguientes objetivos, estrategias y áreas de inversión.

ObjetivosEstrategiasáreas de Promoción y/o Inversión

Elevar el nivel de desarrollo humano y social de la población.

Mejorar la calidad de accesos a los servicios de educación (formal para adultos y capacitación para el trabajo) y reducir los índices de deserción educativa, mejorando los de absorción en todos los niveles educativos.
Mejorar la calidad y acceso a los servicios de salud en la región.
Establecer programas que permitan reducir el rezago de la región en vivienda y mejorar la ya existente.
Fortalecer las tradiciones culturales de la región y el respeto de los derechos de los pueblos indígenas.

Educación.
Salud.
Vivienda.

Incrementar la participación social civil en el desarrollo.

Establecer procesos de participación amplia, con presencia de todos los actores y gobiernos de la región, para la definición de objetivos y metas de desarrollo y la asignación de los recursos correspondientes.
Promover la creación y consolidación de redes sociales de autoayuda y cooperación.

Establecer procesos y mecanismos de consulta.
Inversiones en redes sociales.

Lograr un cambio estructural en la dinámica económica de la región que permita un desarrollo sostenido.

Propiciar y estimular el desarrollo integrado de la infraestructura básica de la región (carretera, ferroviaria, portuaria, aeroportuaria, telecomunicaciones, energética, pesquera e hidroagrícola).
Estimular el crecimiento de la productividad y competitividad de la región.
Crear condiciones que permitan incrementar la capacitación de inversiones en la región.
Modernizar el marco regulatorio de la economía y eliminar en las políticas públicas aquellas medidas discrimintorias que afectan a la región del sur sureste.
Mejorar la capacidad tecnológica de la región.

Infraestructura carretera, ferroviaria, portuaria, aeroportuaria, telecomunicaciones, energética, pesquera e hidroagrícola.
Producción.
Recursos naturales.
Sector agroalimentario.
Tecnología.
Captación de inversiones.

Aprovechar cabalmente las vocaciones y ventajas comparativas que ofrece la región.

Desarrollo de la petroquímica.
Desarrollo de la minería.
Desarrollo de la industria de la maquiladora.
Desarrollo del sector turismo.
Desarrollo de la pesca y la acuacultura.
Desarrollo de la agricultura y la ganadería.

Petroquímica.
Minería.
Industria maquiladora.
Turismo.
Pesca y acuacultura.
Agricultura y ganadería.

Promover inversiones productivas que amplíen la oferta de empleos bien remunerados en la región.

Promover proyectos de inversión estratégica pública y privada.
Establecer un marco moderno de políticas de promoción y apoyo a las inversiones en las zonas marginadas de la región.

Promoción de inversión pública y privada.
Apoyo de inversión en zonas marginadas.

Conseguir un manejo sustentable de los recursos naturales y el ambiente.

Promover el desarrollo de programas de reordenamiento territorial en todas las entidades de la región, integrando en ellas una visión de largo plazo.
Desarrollar una cultura de protección al ambiente y los recursos naturales.

Ordenamiento territorial.
Recursos naturales.

Promover la concertación de planes y estrategias conjuntas de desarrollo entre la región sur sureste de México y los países de Centroamérica.

Establecer una agenda internacional de coordinación de inversión y políticas de desarrollo con los países de Centroamérica.

Políticas públicas que incentiven el libre mercado y competencia en la región.
Promoción de integración productiva, comercial y de servicios con Centroamérica.

Modernizar y fortalecer la capacidad de las instituciones en la región.

Fortalecer la capacidad de gestión de las autoridades locales de la región sur sureste de México.

Modernización y reforzamiento de la capacidad de gestión y control de las autoridades locales.

Se subraya en la página 30, que en el documento, "El Sur También Existe: Un ensayo sobre el desarrollo regional en México", de Enrique Dávila, Geogina Kessel y Santiago Levy, que en "los intereses de la administración federal en la región, el transporte resulta esencialmente importante, señalándose, en base en el modelo de competencia imperfecta de Krugman y Venables, que las ventajas comparativas de la región (esencialmente bajos costos de producción) sólo podrán ser aprovechadas si se facilitan los medios de transporte y se crean o fortalecen líneas más directas entre el sur sureste de México y los Estados Unidos. Esto permitiría una mayor circulación de mercancías, personas y capitales a más bajo costo y, por ende, habría fuertes inversiones. Desafortunadamente, en el citado documento se señala también que el diseño de políticas públicas para el sureste debe separar los objetivos de combate a la pobreza de los de desarrollo regional".

Asimismo, se indica que existen otros documentos considerados como complementarios al presentado por el gobierno de la república, entre ellos los del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), señalándose también que el PPP recibirá el apoyo de Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial.

Según el BID, se contemplan ocho iniciativas, a saber:

IniciativaPropuesta de proyectosObjetivos

Desarrollo Sustentable

Gestión Ambiental.
Patrimonio Cultural y Ambiental.
Preservación y Aprovechamiento de los Recursos Naturales.

Promover la conservación y manejo sustentable de los recursos naturales y los mecanismos participativos, especialmente de las comunidades locales, en la gestión ambiental.

Desarrollo Humano.

Capacitación para el trabajo Sistema de información.
Estadístico sobre migración
Participación de comunidades locales en el desarrollo local.
Uso, manejo, conservación de recursos naturales por parte de organizaciones campesinas, indígenas y afrocaribeñas.

Reducir la pobreza y facilitar el acceso a los servicios sociales básicos de la población vulnerable y contribuir al pleno desarrollo de los pueblos mesoamericanos.

Prevención y mitigación de desastres naturales.

Concienciación pública para la prevención de desastres naturales.
Información hidrometeorológica para la competitividad.
Desarrollo del mercado de seguros para riesgos de catástrofes.

Promover la prevención y mitigación de desastres naturales e incorporar la consideración de gestión del riesgo en los proyectos en todos los sectores.

Promoción del Turismo.

Fortalecer mecanismos de formulación de políticas y los instrumentos de evaluación y seguimiento.
Implementar mecanismos para la sustentabilidad del turismo.

Promover el desarrollo del turismo ecológico, cultural e histórico mediante acciones regionales que destaquen la complementariedad, las economías a escala y los encadenamientos productivos de turismo.

Facilitación del intercambio comercial.

Facilitación de negocios y homologación de tratados comerciales.
Modernización de aduanas.
Promoción de PYMEX (exportadores).

Fomentar el intercambio comercial en la región mediante una reducción de los costos de transacción en el comercio entre los países y promover la participación de pequeñas y medianas en las exportaciones regionales.

Integración Vial.

Corredor Puebla—Panamá.
Corredor Atlántico.
Corredores interiores de México.

Promover la integración física de la región para facilitar el tránsito de personas y mercancías y, de esta manera, reducir los costos del transporte.

Interconexión Energética.

Interconexión de los países de América Central.
Interconexión Guatemala—México.
Interconexión Belice—Guatemala

Unificar e intercomunicar los mercados eléctricos con miras de promover una ampliación de las inversiones en el sector y una reducción del precio de la electricidad.

Integración de los Servicios de Telecomunicaciones.

Red Regional de Fibra óptica.

Desarrollar la infraestructura de interconexión informática de la región.

Independientemente de las ambigüedades o generalidades que se presentan, existen líneas que permiten vislumbrar el posible trasfondo del gobierno, entre ellas, la construcción de la autopista Oaxaca—Istmo—Huatulco, a pesar de las supuestas muestras de dificultad para autorizar los recursos, ya que de antemano se tenían previsto, construyéndose bajo una serie de afectaciones no contempladas, así como la plantaciones masivas de eucalipto en la zona del mixe bajo y el proyecto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) respecto a la producción de energía eólica en la Venta, Juchitán.

Ante la dispersión poblacional que se presenta en la zona, se propone la concentración a centros urbanos de campesinos e indígenas, ofertándoles empleos y mejor calidad de vida, existiendo el marco legal para que se de la venta de sus parcelas, remitiéndose a las reformas del Artículo 27 Constitucional de 1992, base para la privatización de las tierras; extender el servicio educativo a la población, proponiendo la educación bilingüe, para integrarse a los mercados de trabajo; apoyar la participación creciente de la mujer en los mercados de trabajo; en salud, implementar programas de control de natalidad, sin descartar la esterilización, a fin de cumplir con los patrones de natalidad marcados por los inversionistas.

En la agricultura, promover la realización de inversiones en la tecnificación, incrementado la productividad de los recursos, aumentando la cantidad de animal por hectárea y dando un uso productivo a tierras bajas con humedad residual; ampliar la infraestructura de riego, ganadería y pesca.

En la industrial, se pretende un aumento de este sector para aprovechar su potencial exportador, en ese sentido consolidar la infraestructura energética, presuntamente con inversionistas privados; en la minería, se contemplan proyectos para su explotación; fortalecimiento de centros e institutos de investigación; establecimientos de maquiladoras, entre otros. En lo que se refiere al transporte, esta en proceso toda una serie de modernizaciones de carreteras, ferrocarriles y puertos marítimos. En este marco, no se descarta una serie de reformas a las leyes, con la finalidad de eliminar obstáculos.

El impacto negativo, afectaría principalmente la zona de los Chimalapas, su basta riqueza natural, ecosistema y biodiversidad, por ello, la presencia de organizaciones sociopolíticas y ecologistas en la zona, han generado una serie de acciones, impidiendo de esta manera que este ambicioso proyecto se implemente.

En 1992, con la presencia de comunidades, detuvieron el proyecto de construcción de una autopista de 4 carriles, con la que se pretendía acortar el trayecto Tuxtla Gutiérrez—Distrito Federal, ya que se pretendía cruzar el corredor biológico que une la zona de Uxpanapa con los Chimalapas y la reserva de la biosfera del Ocote.

Asimismo, los proyectos planeados en la década de 1970 de construir 3 presas hidroeléctricas, proyecto Chicapa—Chimalapa, que serían financiadas con recursos del Banco Mundial, fueron detenidos en 1990.

Se argumenta que con la pretensión del gobierno federal de decretar un área como reserva de la biosfera, presuntamente como parte de una estrategia para resolver los problemas agrarios, económicos y sociales, se afectaría negativamente la relación de las comunidades con la naturaleza, ya que limitaría sus accesos a los recursos, considerándose que detrás de ello se encuentran los intereses de la industria biotecnológica. En 1998, nuevamente el gobierno federal vuelve a plantear la construcción del proyecto carretero, argumentando la afectación de los incendios forestales, pero no se cumple por la oposición de las comunidades organizadas en el denominado Comité Nacional de Defensa de los Chimalapas, apoyados por académicos, ecologistas, pueblos indígenas y campesinos de otras regiones. El periódico La Jornada, de circulación nacional del 24 de mayo de 2003, dio a conocer que "En el trasfondo de la represión oficial contra el Consejo Ciudadano Unihidalguense (CCU) está su lucha contra la construcción —en el contexto del Plan Puebla—Panamá (PPP)— de granjas camaronícolas, con una inversión de 8 millones de dólares, en las tierras de la comunidad indígena zapoteca de Unión Hidalgo, Oaxaca, en las que tienen intereses funcionarios priístas, y de cuya empresa, Desarrollo Acuícola Oaxaca—Pacífico, es tesorero el presidente municipal, Armando Sánchez Ruiz", de acuerdo a declaraciones de integrantes del CCU, que instalaron en el DF un plantón para que la Secretaría de Gobernación intervenga a efecto de que se establezca una mesa de negociación con los tres poderes del estado de Oaxaca, para solucionar el conflicto que vive su municipio. EL 28 de mayo de 2003, a través del periódico Noticias de circulación estatal, se da a conocer "200 millones de dólares para explotar energía eólica en el Istmo", y se indica que "iniciara antes de concluir el año, anuncian el gobernador José Murat y el secretario de Energía, Ernesto Martens", la noticia se dio en el marco de la VII Reunión de la Asociación Iberoamericana de Entidades Reguladoras de Energía, evento que congregó a 40 participantes de 17 naciones Latinoamericanas en la capital oaxaqueña.

Posteriormente el 19 de junio de 2003, a través de los medios periodísticos de circulación estatal, aparece la nota "Instalan Murat y Martens Consejo de Energía de Región Sur—Sureste", señalándose, "Inversión para el sur de México, a fin de que la región pueda dar el salto hacia el desarrollo y tener una definición con visión de futuro, demandó ...el gobernador José Murat, durante la instalación del Consejo Regional de Energía de la Región Sur—Sureste, presidida ...por el secretario de Energía, Eduardo Martens Rebolledo".
Se agrega que, "El gobernador pidió, además, respeto para las comunidades indígenas y rurales y sus pobladores, así como la participación de empresarios estatales en los trabajos para la explotación de la energía eólica en el Istmo de Tehuantepec"
En este evento se contó con la presencia de representantes de los estados de Veracruz, Chiapas, Campeche, Tabasco, Yucatán, Quintana Roo, Michoacán y Guerrero, lamentando el ejecutivo del estado de Oaxaca que, sean las comunidades rurales e indígenas de la región Sur—Sureste las que en mayor medida carezcan del servicio de energía eléctrica, no obstante de que esta zona del país es la que prácticamente provee a la nación del recurso, además de subrayar que, en el proyecto del llamado "corredor eólico del Istmo", deben tomarse en cuenta las opiniones de las comunidades indígenas, porque finalmente son los dueños de las tierras.

Pese a que existe en proyecto un programa de información, consulta y participación, donde se presume la participación de la sociedad civil, hasta ahora no ha pasado de ser sólo eso, puro proyecto, ya que en la práctica, no se lleva a cabo, dando un mayor peso a los dos últimos rubros , así como a la consulta pero para las instituciones financieras internacionales.

Bajo esta panorámica, en nota periodística nacional, se da a conocer que el 26 de junio gobernadores de ocho estados que involucran el Plan Puebla Panamá se reunirán en Tabasco con el canciller Luis Ernesto Derbez, para revisar la viabilidad del proyecto y determinar si aún es posible que se concluya durante el gobierno de Vicente Fox.

Desde el punto de vista del gobernador de Oaxaca, el Plan Puebla Panamá, "nació sin rostro humano que buscamos para lograr el desarrollo del sur y el sureste de México, pues aún no se ha hecho la consulta a los pueblos indígenas, fundadores de esta parte del territorio nacional" . Como resultado de esta reunión se acuerda entre el Secretario de Relaciones Exteriores y los gobernadores del Sur—Sureste, que el desarrollo de esta región es prioritario para el país, por lo que próximamente se volverán a reunir con el subsecretario de la SRE, Miguel Hakim Simón, para formular planteamientos específicos que permitan al PPP, definir los incentivos requeridos y los proyectos concretos a escala regional para ser presentados en una nueva reunión.

Asimismo, en la mencionada reunión, se acordó: redefinir un programa específico de difusión que permita tanto a la ciudadanía como al empresariado y a la sociedad civil entender correctamente el propósito, los objetivos y alcances del PPP, como un programa de desarrollo regional equilibrado del Sur—Sureste de México .

Propuestas alternativas de las comunidades.
Proyecto campesino de conservación de los bosques y selvas de los Chimalapas.
La autonomía municipal, como alternativa que permita la reorganización de los pueblos originarios y las alianzas regionales para impulsar proyectos más amplios.
Respeto a la autonomía indígena, debido ya que ha sido acotada por cambios constitucionales que limitan la organización indígena a las comunidades, negándose al reconocimiento a los pueblos como sujetos de derecho colectivo al territorio, los recursos naturales, la producción comunitaria, la cultura y la organización política.
Continuar con la realización de foros de información.
Impulsar procesos de integración de pueblos bajo principios democráticos de equidad, justicia, sustentabilidad, emanados de las necesidades y diversidad cultural, social, económica de cada uno de ellos.
Demanda de espacios de información, debate y consulta, además de rechazar que se continúen las estrategias de inversión autoritarias.
Impulsar y construir un Plan Panamá—México alternativo que represente los intereses de los pueblos.
Demandan un Plan que considere un desarrollo sustentable justo y equitativo que no ponga en riesgo la biodiversidad y los sistemas alimentarios.
Un programa de inversiones para crear y mejorar la infraestructura rural con amplia participación local.
Potenciar la resistencia ante el Plan Puebla Panamá haciendo un llamado a las organizaciones del pueblo mexicano para que se sumen a la lucha en defensa de los derechos de las comunidades.

Bajo este panorama, son observables los siguientes puntos:
Un alto grado de desconocimiento de la población del estado de Oaxaca, en torno al PPP, fundamentalmente de las 7 regiones, lo que no significa que algunas de las poblaciones de la región del Istmo, también adolezcan de conocimiento pleno de dicho Plan.
La mayoría de los dirigentes de los partidos políticos, carecen de un conocimiento real del PPP, forma parte de los tópicos que ignoran o cuando mucho su conocimiento es parcial, ambiguo, escaso. La mayoría de los diputados locales e incluso federales, solo conocen de manera muy parcial el mencionado PPP. No existe comunicación de estos para con la ciudadanía, ni tampoco ofrecen conferencias, mesas redondas, tampoco existe difusión impresa.
En algunos documentos relacionados con el PPP, se abarca la temática de manera general y se habla de la región sur sureste del país, es decir, Puebla, Guerrero, Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, sin que exista consistencia en la forma en que serán beneficiados dichos estados, la manera en que se integrarán, qué ramas de la actividad económica se impulsarán, qué tipo de mano de obra calificada se necesitará, cómo se difunde la información del mencionado Plan.
Se dice que los proyectos del PPP, promoverán el desarrollo de la región Mesoamericana, "vienen a abrir una nueva etapa en el diálogo y trabajo conjunto para superar las condiciones de pobreza y elevar el bienestar socioeconómico de las poblaciones mesoamericanas". (Internet: http://www.iadb.org/ppp/background.asp, sin embargo el diálogo y trabajo conjunto no se observa.

Ante esta perspectiva, al carecer de participación la sociedad, ya sea únicamente de la franja del Istmo de Tehuantepec o de la Zona Sur Sureste del país, emergen ciertas interrogantes que hasta la fecha no se han planteado, al menos no entre ella, y que se consideran preocupantes, toda vez que pueden tomar al país desprevenido, como siempre, supeditado a lo que hagan o no los gobiernos municipales, estatales y federal.

La Trascendencia Internacional del Plan Puebla Panamá.

La temática del PPP, ha trascendido a otros países, ocho en total con una población de 64 millones de personas , de ahí que se hayan conformado diversas organizaciones cuyo objetivo es el rechazo al mencionado Plan, así como al área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y a todos los tratados de libre comercio debido a las desigualdades económicas que éstos promueven en el hemisferio.

Las situaciones de estos países son un poco más críticas y en algunos casos iguales a las que presentan los estados del Sur Sureste del país o a los municipios y pueblos del las entidades de Veracruz y Oaxaca, marcados por la marginación y pobreza, con una gran riqueza natural.

En este documento de rechazo al Plan, se argumenta que fomentará intereses comerciales a través de tres objetivos:

Licenciado en Economía, egresado de la facultad de Economía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). Miembro fundador y activo del Colegio de Economistas de Oaxaca, donde desempeñó diferentes cargos, además de haber colaborado para la revista "El Economista Mexicano" órgano del Colegio Nacional de Economistas. Asimismo, fue Trabajador Académico impartiendo la cátedra de Economía Política I y II en Escuelas Preparatorias de la BUAP.

Ha laborado en varias dependencias federales, ocupando diferentes cargos: Analista de Sistemas Económicos y Productividad en la Delegación Estatal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social con sede en la Ciudad de Oaxaca; Coordinador de Almacenes y Tiendas Campesinas y Coordinador de Información y Estadística en la Distribuidora Conasupo (DICONSA) en la Ciudad de Oaxaca; Jefe de la Oficina de Programación en el Centro SCT Oaxaca; además de haberse desempeñado en diferentes lapso comos: Analista, Encargado de Subdelegación, Jefe de Oficina de Enlace, Subdelegado y Jefe del Departamento de Análisis en la Delegación del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) en Oaxaca.

En las diferentes dependencias donde ha laborado, ha obtenido diversos cursos de capacitación y actualización: "Programación Regional de la Productividad", "Actualización en Política Económica", "Actualización sobre Información Estadística, Geográfica y de Política Informática", "Profundización en Análisis Político", "Análisis e Inteligencia Estratégica I", "Curso y Práctica de Análisis e Inteligencia Estratégica II, así como "Seguridad Pública y Delincuencia Organizada", entre otros.

Asimismo, ha obtenido los siguientes reconocimientos en el CISEN: en 1994, a la Loable Labor realizada en el desempeño de las actividades encomendadas; 1995, por haber superado los estándares en relación a las exigencias de las actividades sustantivas; 1997, al esfuerzo realizado en busca de la Excelencia; 1998, por haber obtenido la calificación en el rango de Muy Bueno; 1999, al calificar con el rango de Bueno y en el 2000, el reconocimiento por los 8 años de servicio en el Centro.

Ha colaborado con ensayos y comentarios para "Observatorio de la Economía Latinoamericana" a través de Internet:

Fuentes Bibliográficas:

Volver al index

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga