Globalización y pobreza.


Alberto Romero

Factores internos I II

Al interior de cada país existen múltiples factores que impiden un mejoramiento sostenido de la calidad de vida de la población, especialmente en las naciones menos desarrolladas. Existen factores de carácter estructural, tales como la estrechez crónica del mercado interno, debido entre otras cosas a profundas desigualdades en la distribución del ingreso y la riqueza entre las regiones y los grupos humanos, en el limitado acceso para gran parte de la población a la educación, a los servicios de salud, a una vivienda digna, a la participación en la toma de decisiones que tienen que ver directa o indirectamente con sus intereses. Las desigualdades se dan también entre los diferentes grupos étnicos o religiosos, o entre los géneros.

Además de las desigualdades existen factores de empobrecimiento como el desplazamiento forzoso, consecuencia de las guerras internas y la violencia en las zonas rurales. La inseguridad generada por las guerras internas en los países menos desarrollados obstaculiza la inversión productiva, empeorando la situación de desempleo que padece gran parte de la población económicamente activa.

También contribuye a la reproducción de la pobreza y las desigualdades, las políticas macroeconómicas de los gobiernos, orientadas a beneficiar a los sectores más ricos de la población, en detrimento de los menos favorecidos. En este sentido actúa uno de los peores males de las naciones en desarrollo: la corrupción, tanto en el sector público como en el privado. Estos y otros factores trataré de ilustrar en el presente punto.

Rasgo característico del desarrollo en las naciones más atrasadas es la marcada desigualdad entre los diferentes estratos sociales de la población. El esquema de reproducción del capital adquiere en estos países el carácter de sobreexplotación, lo cual impide distribuir más equitativamente el ingreso y en consecuencia, consolidar un mercado interno en expansión. En este sentido la desigualdad en la distribución del ingreso se constituye en factor de pobreza. "La distribución de los ingresos en una sociedad reviste enorme importancia, ya que influye en la cohesión social y, para cualquier nivel dado de PIB, determina el grado de pobreza en ella. En algunas economías de ingresos relativamente altos existe una distribución muy desigual de los ingresos, con la consecuencia de que existen grandes disparidades y un alto nivel de pobreza en la sociedad, como sucede en el Brasil. En otros países con una distribución más equitativa de la renta se registran menos pobreza y hay dentro de la sociedad un sentimiento de equidad que fomenta la estabilidad política, como es el caso en Costa Rica" (STEWART, 2000: 4).

En general, en las últimas décadas la región que presenta la mayor desigualdad es América Latina y por lo menos 200 millones de personas (40 por ciento de la población) sobreviven en condiciones de pobreza, al tiempo que 80 millones (16 por ciento de la población) se debate en la miseria extrema. La mayor parte de la población pobre está compuesta por niños y adolescentes. 76

Según Székely y Londoño, en América Latina se da la mayor desigualdad en la distribución del ingreso. De acuerdo con los autores "El promedio aritmético de los coeficientes Gini de los países de la región es de 0.49, que resulta más de 15 puntos por encima de los países desarrollados o que los países del sudeste asiático, y apenas comparable al promedio de países africanos" (SZÉKELY y LONDOÑO, 1997: 5).
77 Este comportamiento no ha sido igual y presenta períodos de mejoramiento y empeoramiento. 78 La desigualdad en la distribución del ingreso parece estar asociada, entre otros factores, al limitado acceso a los diferentes tipos de activos como la tierra y el capital por parte de un importante sector de la población. Como señalan los autores "El exceso de desigualdad del ingreso que hoy se observa en América Latina frente al país promedio del resto del mundo está evidentemente asociado con el nivel, composición y distribución de sus activos....La relativa escasez de capital explicaría algo más de un punto del coeficiente Gini. La mayor intensidad y la mayor desigualdad en la distribución de los recursos naturales estarían asociadas con casi 5 puntos de la mayor desigualdad. El factor más importante resulta, sin embargo, el capital humano. La insuficiencia de su nivel explica casi la tercera parte del exceso de desigualdad y su enorme desigualdad explicaría un porcentaje aún mayor. Así las cosas, en la dotación y distribución de recursos naturales y capital humano radica la especificidad del alto nivel de desigualdad latinoamericano" (SZÉKELY y LONDOÑO, 1997: 11).

La presión sobre la tierra, debido a la distribución desigual de la propiedad, genera efectos devastadores sobre el medio ambiente, tales como la erosión de suelo, resultado del uso intensivo de agroquímicos. La falta de tierras disponibles para la producción cerca de los grandes centros de consumo empuja a los campesinos a la colonización de nuevos territorios, empeorando los problemas de deforestación y desertificación, así como el agotamiento de las fuentes de agua para los cultivos y para las poblaciones de las zonas urbanas. La falta de tierra y de incentivos para su empleo productivo han provocado problemas tan graves como el de los narcocultivos que, lejos de resolver el problema de la pobreza de los campesinos, se convierte en factor adicional de desestabilización económica y social, de desvío de importantes recursos para la lucha contra el narcotráfico, en lugar de ser utilizados en el mejoramiento de la situación socioeconómica de la población rural.79

De acuerdo con los estudios, uno de los factores que más contribuye a la desigualdad en los ingresos es la escasa educación (NÚÑEZ, 1998). En una investigación realizada por la CEPAL en ocho países latinoamericanos, que representan el 75% de la población latinoamericana, se constata la enorme desigualdad de los ingresos laborales entre los diferentes estratos, según su nivel educativo. 80 Otro testimonio sobre la influencia de la educación en la pobreza lo da Larrañaga en un estudio sobre América Latina. 81

También influye en la pobreza la discriminación racial a que son sometidas las minorías. De acuerdo con Lustig y Deutsch, "Hay más probabilidades de que sean pobres los grupos autóctonos y las personas de raza negra que las de raza blanca"(LUSTIG, 1998:2). Similar situación ocurre con la mujer. 82 En el caso colombiano, de acuerdo con la CEPAL en 1997 la incidencia de la pobreza en las mujeres jefes de hogar era superior (43%) que en los hombres (38%). Igualmente, el salario que percibían las mujeres en el sector urbano equivalía apenas al 77% del salario de los hombres y el ingreso global urbano por cada mujer era igual al 52% de su similar por hombre. 83

76 Véase: "40 de cada 100 latinoamericanos son pobres". El Tiempo, Santafé de Bogotá, marzo 19 de 2001.
volver

77 Esto no significa que el nivel y carácter de la pobreza en América Latina sea equiparable al de África, donde la situación es más dramática.
volver

78 Según los autores, en la década del setenta "la tasa de pobreza moderada descendió de más del 40% a poco más del 20% de la población, y el número de personas en tal condición descendió más de un 30% en términos absolutos...", mientras que los ochenta, "más de un 10% adicional de la población cayó bajo la línea de pobreza, la mayoría bajo la pobreza extrema. Los años ochenta representaron un aumento de casi 60 millones de pobres para la región en su conjunto, 35 de ellos extremadamente pobres ....En los años noventa, la estabilidad distributiva ha coincidido con pocos cambios en la incidencia y magnitud de la pobreza"(SZÉKELY y LONDOÑO, 1997: 7-89).
volver

79 Como señala Rodado Noriega, "El narcotráfico ha tenido todas las características de una tragedia nacional. Pero algunas de las políticas adoptadas para combatirlo, como la utilización masiva e indiscriminada de herbicidas letales, generan efectos tan nocivos para el equilibrio de los ecosistemas, la salud y el bienestar de la población, que bien vale la pena preguntarse si el remedio no está resultando peor que la enfermedad. Y la situación se torna aún más lamentable si se tiene en cuenta que el empleo de las fumigaciones no ha detenido el crecimiento de las áreas sembradas de coca y amapola, lo que equivale a decir que estamos pagando un precio socialmente muy alto para obtener un resultado exiguo o nugatorio." (Carlos Rodado Noriega. "La biodiversidad amenazada". En: Portafolio, Santafé de Bogotá, 20 de abril de 2001.Sección opinión).
volver

80 La CEPAL identifica tres estratos ocupacionales, según el nivel educativo de cada uno y su posición. "El nivel superior, constituido por los empleadores, directores, gerentes y altos funcionarios públicos y privados, y los profesionales de mayor nivel de calificación, representa un 9.4% de la fuerza de trabajo ocupada y tiene un ingreso promedio de 13.7 líneas de pobreza. El nivel intermedio de ingresos ocupacionales contempla a los profesionales de menor nivel educacional, los técnicos y los empleados administrativos; son dos estratos de ocupaciones no manuales que representan un 13.9% de la fuerza de trabajo y reciben un ingreso ocupacional promedio de 5 líneas de pobreza. El nivel inferior comprende diferentes sectores económicos, ocupaciones manuales y no manuales y distintos grados de calificación, pero que se asemejan porque todos ellos perciben ingresos ocupacionales medios inferiores a 4 líneas de pobreza, insuficientes para evitar por sí solos la situación de pobreza de una familia promedio (CEPAL, 2000b: 5).
volver

81 "En todos los países para los cuales se dispone de información se observa que los grupos más pobres tienen una menor tasa de avance educacional. La brecha existente entre los jóvenes pertenecientes al cuartil de hogares más pobres respecto del de mayores ingresos es de 20 puntos porcentuales en los países con diferencias más moderadas (Chile, Colombia, Honduras, Panamá y Venezuela); cercana a los 40 puntos en el caso de los países con diferencias sustanciales (Costa Rica, Guatemala y Uruguay); y superior a los 50 puntos en el país que presenta el peor resultado (Brasil)"(LARRAÑAGA: 13).
volver

82 De acuerdo con Lustig "las mujeres que trabajan suelen tener una probabilidad mayor de ser pobres que los hombres que trabajan, incluso después de tomar en cuenta la influencia de la educación y otras variables" (LUSTIG, 1998:2-3).
volver

83 Para mayor información consultar en la dirección: http://www.eclac.org/mujer/proyectos/perfiles/colombia.htm
volver

Volver al indice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga