Globalización y pobreza.


Alberto Romero

PANORAMA GENERAL DE LA POBREZA I II III IV

Al comparar esta situación con los países más desarrollados encontramos que mientras en estos los niños que no llegan a los cinco años de edad es del 1 por 100, en las naciones pobres esta proporción es de 20 a 100. Si en los países ricos menos del 5% de los niños menores de 5 años sufre de malnutrición en los pobres este indicador alcanza el 50%(Banco Mundial, 2000:3).

Igualmente los más pobres se ven agobiados por la inseguridad social, la exclusión de los beneficios derivados del avance económico, debido a la carencia de capacidades, de información y de acceso a los recursos de crédito. También son víctimas del aislamiento social, de la falta de acceso a la justicia, de la brutalidad policíaca y la ineficiencia y corrupción de las instituciones gubernamentales. Por lo regular , el trabajo de los más pobres se ubica principalmente en la zonas rurales y en el sector informal urbano (Global Poverty Report, 2000:3).

Según un cálculo realizado por el PNUD para 85 países el índice de pobreza es bastante desigual entre los diferentes grupos de países en desarrollo, pasando de un 3.9% en Uruguay al 64.7% en Níger. Nueve países se destacan por haber superado niveles graves de pobreza y presentan un IPH-1 inferior al 10%; ellos son: Bahrein, Chile, Costa Rica, Cuba, Fiji, Jordania, Panamá, Trinidad y Tobago y el Uruguay. En 29 países por lo menos la tercera de su población padece la pobreza humana, mientras que en otros como Burkina Faso, Etiopía, Guinea-Bissau, Malí, Mozambique, Nepal, Níger y la República Centroafricana este indicador es superior al 50% (PNUD, 2000: 151).

Pero la pobreza humana azota no solo a los países más atrasados, sino también a las naciones opulentas. Según el informe, para 18 países el menor nivel de pobreza humana lo presenta Noruega con el 7,3%, seguida de Suecia (7,6%) y los Países Bajos (8,2%). Los países avanzados con mayor pobreza humana son los Estados Unidos (15,8%), Irlanda (15,0%) y el Reino Unido (14,6%) (Cuadro 6) (PNUD, 2000: 152). Según el informe "En algunos países ricos el analfabetismo funcional adulto y la pobreza de ingreso son significativos. En los Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido, más de uno de cada cinco adultos son funcionalmente analfabetos. Más del 17% de la población de los Estados Unidos y más del 10% de la de Australia, el Canadá, Italia, el Japón y el Reino Unido son pobres de ingreso, con el límite de la pobreza de ingreso fijado en el 50% del ingreso mediano disponible de los hogares" (PNUD, 2000: 152). En Estados Unidos el número de pobres se incrementó entre 1977 y 1997 de 24,7 millones a 35,6 millones de personas. Al mismo tiempo aumentó la criminalidad en ese país, pues de 380 mil reclusos que habían en 1975 se pasó a 1,8 millones en 1997 (Beinstein,2000).

Existen también marcadas desigualdades entre los grupos raciales de los países desarrollados. Desde el punto de vista de Sen, en los Estados Unidos, debido al desempleo y la violencia entre la población negra, esta se encuentra en condiciones peores que la situación de los más pobres en muchos países en desarrollo (Sen, 2000: 124-125). Al comparar a Europa y los Estados Unidos a partir del desempleo y la distribución de la renta, el autor señala que si bien es cierto que en Europa existe una distribución del ingreso más equitativa y la seguridad social es más avanzada, el alto desempleo contribuye a empeorar la calidad de vida de las personas, lo que se refleja en la pérdida de autoestima, daños sicológicos, perturbación de las relaciones familiares, aumento de la exclusión social, pérdida de motivación para trabajar, entre otros. En Estados Unidos en cambio la mayor preocupación se concentra en el empleo, descuidando la asistencia social a los más pobres y una mejor distribución de la renta. Como anota el autor "parece que para la ética social estadounidense es posible no ayudar a los indigentes y a los pobres, algo que a un ciudadano representativo de la Europa occidental, que ha crecido en el Estado del bienestar, le resulta difícil aceptar"; no obstante, a esa misma ética estadounidense, "le resultarían intolerables los niveles de paro de dos dígitos habituales en Europa" (Sen, 2000:122-123).

Como se señaló anteriormente, existe estrecha relación entre el índice de pobreza humana y el índice de desarrollo humano (IDH). De acuerdo con el cuadro 3, en la actualidad la esperanza de vida a escala mundial es de aproximadamente 67 años. Los países con mejor desempeño en este indicador son los de ingresos altos, en los cuales las personas viven en promedio 78 años. También por encima del promedio están los llamados países de ingreso medio, donde la esperanza de vida llega cerca de los 69 años. En condiciones más desfavorables se encuentran las naciones con menores ingresos, que son la mayoría, donde este indicador alcanza los 63 años, por debajo del promedio mundial. Tanto América Latina como Colombia muestran una situación más favorable, pues ambos están por encima del promedio mundial: cerca de 70 años para A.L. y casi 71 años para Colombia.

Otro indicador del desarrollo humano es la tasa de alfabetización de los adultos. A escala mundial cerca del 79% de las personas mayores de 15 años son alfabetos. La mayor tasa se encuentra en el grupo de los países con altos ingresos (98,6%), seguidos de los de ingreso medio (87,8%), mientras que los de menores ingresos alcanzan apenas cerca del 69%. En América Latina la tasa es similar a la del grupo de ingresos medios (87,8%), mientras que Colombia aparece con un aceptable 91%. Como en el caso del primer indicador el problema del analfabetismo adulto afecta a la mayoría de los países que corresponden al grupo de ingresos bajos.

Un importante indicador del desarrollo humano es la tasa de matriculación a los diferentes niveles de enseñanza. Hoy en día el acceso a la educación se considera no sólo un derecho de las personas, sino también la condición indispensable para alcanzar un mayor desarrollo económico y social. De acuerdo con el cuadro 3, a escala mundial la tasa de matriculación alcanza apenas el 64%, siendo considerablemente más elevada en los países con alto ingreso (92%). Un poco más abajo, aunque por encima del promedio mundial están los países con ingreso medio (73%), América Latina y el Caribe (74%) y Colombia (71%). Como en los demás indicadores, los países con ingresos bajos muestran el peor desempeño con tan solo el 56%. Este factor contribuye a dilatar la situación de pobreza, en la medida que las oportunidades de capacitación para un importante segmento de la población son inexistentes.

Volver al indice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga