Globalización y pobreza.


Alberto Romero

LOS PAÍSES EN DESARROLLO FRENTE A LA GLOBALIZACIÓN

Características de la actual inserción

Uno de los rasgos característicos de la actual división internacional de trabajo es que a medida que los países menos desarrollados se insertan en el torrente de los flujos financieros, mercantiles y de conocimiento a escala mundial, sus economías se vuelven cada vez más vulnerables. Esta vulnerabilidad, según Ocampo, se debe entre otros factores a las "asimetrías básicas en las estructuras financieras y en el funcionamiento macroeconómico, en particular en la profundidad del desarrollo financiero y en el grado de autonomía macroeconómica de los países" (OCAMPO, 2001a:5). Las posibles oportunidades que ofrece la globalización a los países menos desarrollados se ven truncadas por "el carácter incompleto y asimétrico del actual proceso de liberalización de los mercados", lo cual obedece a que "los países industrializados mantienen una alta protección a los productos agrícolas y a los bienes industriales intensivos en mano de obra y, especialmente, en que no existe libertad para la movilidad de mano de obra, especialmente de mano de obra no calificada. 28 La producción agrícola es, además, objeto de subsidios masivos en el grueso de los países industrializados" (OCAMPO, 2001c). 29

Por su carácter apendicular las economías en desarrollo, que constituyen la mayoría de naciones del mundo, pierden cada vez más autonomía al momento de decidir las estrategias de crecimiento a mediano y largo plazo. De ahí que su inserción en los mercados internacionales y, en general, en la división internacional del trabajo, está supeditada a la estrategia económica y geopolítica de las corporaciones transnacionales y de los países de donde son originarias. Aparte de la participación tradicional en la división internacional del trabajo en calidad de proveedores de bienes primarios, la inserción de los países menos desarrollados en los mercados internacionales se está dando cada vez más bajo el control directo del capital extranjero, a través de las industrias de ensamble o la "maquila" de insumos importados. Si bien es cierto que este esquema de inserción utiliza algunos insumos y recursos locales, el valor agregado doméstico es mínimo y el proceso tecnológico, así como los mercados son controlados por las empresas extranjeras. De esta manera, los sectores claves de la industria local se desarrollan no de acuerdo con las necesidades de cada país o región en desarrollo, sino en concordancia con la estrategia global del capital transnacional. El resultado es que a medida que las economías en desarrollo logran alguna mejoría de su presencia en los mercados internacionales, se acentúa el grado de control por parte de las empresas transnacionales, no solo en el aspecto económico y tecnológico, sino también en el político.

28 En realidad lo que se da es la fuga sistemática de recurso humano calificado, especialmente de los países más pobres, hacia los centros de mayor desarrollo industrial. Como anota Granell "La realidad de las fuerzas de un mercado laboral globalizado no ayuda tampoco a los países mas pobres y vulnerables puesto que la llamada de la competencia llevada a sus últimas consecuencias hace que estas personas bien calificadas sean atraídas por puestos de trabajo bien remunerados sólo disponibles en los países ricos o en países de desarrollo intermedio como Brasil o la India sin que el sistema profesional de los países mas pobres y vulnerables ofrezca suficientes salidas laborales de nivel. La globalización laboral conlleva una fuga de cerebros desde los países mas pobres hacía los países avanzados que si bien encuentra a veces su contrapartida en las remesas que estos emigrantes calificados envían a sus familiares en sus países de origen, en muchas ocasiones no la conlleva por la propensión de tales emigrantes a consolidar su residencia en los países de destino reagrupando sus respectivas familias al amparo de la legislación que lo hace posible en el país de acogida"(GRANELL, 2001)
volver

29 "Las barreras arancelarias de los países ricos son cuatro veces más altas para los países pobres que para otros países industrializados. Los subsidios agrícolas en el Norte excluyen a los países pobres de los mercados mundiales y les supone una injusta competencia en los mercados locales. Mientras que los países ricos mantienen las barreras sobre los sectores que consideran sensibles, han forzado liberalizaciones masivas a través de la OMC y de programas de ajuste del Fondo Monetario Internacional en sectores como el agrario, estratégico desde el punto de vista del desarrollo. Así, más de una veintena de países africanos se convirtieron en la década de los noventa en importadores netos de alimentos, lo que ha puesto en grave riesgo su seguridad alimentaria". Ver: Ignasi Carreras y Jordi Barba. "Comercio y pobreza". La Vanguardia Digital. Enero 16 de 2002.
http://www.lavanguardia.es
volver

Volver al indice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga