LA CIENCIA CONTABLE


Roberto Gómez López

3.1.1.2. La Autofinanciación: financiación propia interna.

La autofinanciación de la empresa se define como la capacidad que tiene ésta de generar recursos financieros para garantizar tanto el mantenimiento de sus inversiones como para su potenciación. De ello se deriva el que se distinga por la doctrina dos tipos de autofinanciación: de mantenimiento y de enriquecimiento.

Pretendemos adentrarnos con cierta precisión en describirla, al objeto de conocer sus causas, aunque hay una principal que justifica el resto, nos referimos a la determinación del resultado periódico, para lo cual es importante tener presente la conveniencia de la conservación del capital invertido.

Adam Smith (HENDRIKSEN, 1981) la fundamentaba al tratar de definir el beneficio como la cantidad que puede distribuirse sin mermar al capital económico. En parecidos términos se manifiesta Hicks (1976) al señalar que, en la práctica, el objeto de los cálculos de los ingresos es el de dar a la gente una indicación de la cantidad que puede consumir sin empobrecerse. Así pues, para la determinación del resultado es preciso tener en consideración el mantenimiento de la eficiencia productiva de la empresa, criterio que viene recogido en el principio de prudencia valorativa.

En este sentido, conviene ahora poner de manifiesto la susceptibilidad de los activos a experimentar depreciación, bien de carácter reversible, o bien de naturaleza irreversible. Como es fácilmente comprensible, la contabilidad instrumenta mecanismos ad-hoc de representación del saneamiento de tales depreciaciones atendiendo al carácter de irreversibilidad o no de las mismas, o también en función de si hay o no que reponer el activo correspondiente, lo que no es obstáculo para señalar que la esencia del proceso de saneamiento de los activos depreciados sea común en todos ellos. Dicho proceso consiste, en línea general, en la retención de resultados por el importe de tales depreciaciones, presumiéndose que la liquidez que aquéllas potencialmente conllevan podrá sustituir en el activo erosionado el importe de la citada depreciación.

Respecto al saneamiento de la depreciación reversible del correspondiente grupo de activos, se concreta en la dotación de la oportuna provisión con cargo a los resultados. Con ello se consigue, en esencia, evitar salidas de recursos financieros en cuantía equivalente a la provisión dotada, lo que permite mantener la inversión de la empresa. Bien es verdad que, al menos desde el punto de vista teórico, parte de los recursos no tienen necesariamente una inmediata aplicación en los activos a los que compensa: nos referimos, por ejemplo, entre otros, a los obtenidos para paliar la depreciación de la cartera de acciones. Sin embargo, aquellos otros recursos imprescindibles para el mantenimiento de la dimensión cuantitativa del ciclo de explotación se materializan, de manera inmediata, en las partidas por las que surgen. Conviene asimismo señalar que, al no configurarse tales dotaciones por depreciación de estos activos como auténticos factores productivos, no son un coste, y por tanto, no se contemplan como magnitudes del ámbito interno.

No obstante, en cuanto a la naturaleza de las depreciaciones caracterizadas como irreversibles cabe señalar algunos matices diferentes a las que anteceden, haciéndose conveniente discriminar entre las de activos fijos reales -a excepción de los terrenos- y las de activos ficticios.

Las primeras pueden tener su origen en uno o varios factores, configurándose como componente del coste del producto al ser un factor -el equipo productivo, objeto de depreciación- imprescindible para la obtención de los bienes o servicios que produzca la empresa. Paralelamente a este aspecto, definido como técnicoeconómico, aparece el financiero, que persigue, al igual que en las depreciaciones no irreversibles, evitar la salida de flujos financieros por los importes con que se dotan las amortizaciones, con la particularidad que estos recursos financieros retenidos no tienen necesariamente una materialización, transitoriamente al menos, en algún activo determinado, quedándose aquéllos a la libre disposición de la empresa.

Las depreciaciones irreversibles apuntadas en segundo lugar, -las originadas en los activos ficticios-, dada la específica naturaleza de éstos, pueden tener contablemente un tratamiento distinto. Al ser un activo definitivamente depreciado desde el momento de su inversión-, con su saneamiento no se pretende la adquisición de otro de igual naturaleza, como se hace con los activos fijos reales, sino que lo que se persigue es recuperar exclusivamente su importe. Asimismo, salvo raras excepciones que puedan presentarse, es una rúbrica cuya repercusión no se hace con cargo a los costes del producto, en tanto en cuanto no es un factor productivo imprescindible para el proceso de producción de la empresa. De ahí que su recuperación sea mediante un cargo en la cuenta de resultados, consiguiéndose, al igual que con las depreciaciones de los activos más arriba señalados, retenciones de tesorería equivalente al importe de la inversión evitándose de esta forma la descapitalización de la empresa.

 

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


1647 - Investigaciones socioambientales, educativas y humanísticas para el medio rural
Por: Miguel Ángel Sámano Rentería y Ramón Rivera Espinosa. (Coordinadores)

Este libro es producto del trabajo desarrollado por un grupo interdisciplinario de investigadores integrantes del Instituto de Investigaciones Socioambientales, Educativas y Humanísticas para el Medio Rural (IISEHMER).
Libro gratis
Congresos

9 al 23 de octubre
VI Congreso Virtual Internacional sobre

Arte y Sociedad: Paradigmas digitales

16 al 30 de octubre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Migración y Desarrollo

1 al 15 de noviembre
II Congreso Virtual Internacional sobre

Desigualdad Social, Económica y Educativa en el Siglo XXI

4 al 15 de diciembre
V Congreso Virtual Internacional sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

11 al 22 de diciembre
I Congreso Virtual Internacional sobre

Economía Social y Desarrollo Local Sostenible

Enlaces Rápidos

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga