LA CIENCIA CONTABLE


Roberto Gómez López

5.3. DIVISIÓN GENERAL DE LA CIENCIA DE LA CONTABILIDAD

Resulta de utilidad la división de la ciencia en general, o de cada una de sus clases, en particular, ya que parece concretarse en una adecuada comprensión de las diversas manifestaciones a las que resulta susceptible de aplicación, sobre todo si tenemos en cuenta la amplitud con la que se caracteriza toda ciencia.

El profesor Sacristán (1964) considera una serie de requisitos a cumplir por cualquier propósito de división, y que se concretan en “el todo que se divide, o clase dividida; las partes en que se divide, o clases dividentes; y el punto de vista según el cual se practica la división, al cual se llama `principio` o `fundamento` de la división”. Y añade que las leyes a las que deberá ajustarse toda división deben ser:

1.- El fundamento de la división debe mantenerse constante durante toda la operación.

2.- La suma lógica de las subclases dividentes debe ser igual a la clase dividida.

3.- Las subclases dividentes deben excluirse mutuamente.

A pesar de lo anterior, parece oportuno reseñar que pueden ser muchos los criterios que pueden adoptarse a la hora de llevar a cabo la división de una determinada ciencia, y que además, esa división será el resultado o producto de una determinada época, es decir, producto del estado de conocimientos que en ese momento se posea sobre dicha ciencia. Como consecuencia de esto, en la elaboración de una determinada división estará presente que el cuerpo teórico que constituye una determinada disciplina científica se encuentra sometido a un incesante proceso de revisión y cambio, o como afirma el profesor Gonzalo Angulo (1983), “todo intento de clasificación de una disciplina científica ha de tomarse en relación al propósito que lo guía y a la finalidad que con él se pretende. No existe por tanto clasificaciones perfectas ni inmutables”.

Lo aplicable a cualquier ciencia, es también trasladable a la Contabilidad, de ahí que el profesor Rodríguez Ariza (1992) indique que el acudir a la división de la Contabilidad “no es sino consecuencia del intento de adquirir una comprensión amplia, en forma simultánea, de la total problemática de la que se ocupa, aun siendo conscientes de las dificultades y limitaciones que tal labor conlleva, la diversidad de clasificaciones que es posible adoptar en función de los fines perseguidos o de los criterios de división empleados y, en cualquier caso, reconociendo que el resultado final tendrá validez exclusiva en el contexto del estado actual de conocimientos, fruto de la observación de la práctica actual recogida en la literatura especializada”.

Con motivo de la búsqueda de esa comprensión amplia -referida anteriormente- de la problemática total de la que se ocupa la Contabilidad, acudiremos a la división de la misma. Tal intento, por supuesto, cuenta con las limitaciones y dificultades propias del tema y de las que somos conscientes, máxime sabiendo que el resultado de las mismas sólo tiene validez en el contexto del estado actual del conocimiento, producto, pues, de la observación de la práctica actual recogida en la literatura especializada. No obstante, y a título de referencia, nos guiaremos en esta parte del trabajo en los principios utilizados al respecto por los profesores Calafell, Montesinos, Mattessich, Requena, y por último por los considerados por ACODI, que aunque no son coincidentes en algunas bases clasificativas, no deben considerarse más que como simples matices “carentes de auténtica sustantividad significativa, siendo de resaltar, quizás como más relevante, nuestra deliberada exclusión de la Técnica Contable y de la Contabilidad monetaria” (REQUENA, 1986).

El profesor Calafell (1969), respecto a sus criterios clasificativos, distingue entre los de naturaleza filosófica, integrados por aquéllos tales como son:

1.- Finalidad de los conocimientos.

2.- Grado de aplicación de los conocimientos.

3.- Grado de análisis o síntesis contable, y los de naturaleza económica, entre los que se incluyen:

a.- Módulo de homogeneización empleado.

b.- Clase de unidad económica de que se trate.

En función a los criterios de naturaleza filosófica, y atendiendo a la finalidad de los conocimientos resulta la Contabilidad Pura o General, de un lado, y la Contabilidad Aplicada, de otro. En lo referente al criterio de grado de aplicación de los conocimientos, separa entre Teoría de la Contabilidad y Técnica Contable General. Finalmente, y en cuanto al grado de análisis contable no es un criterio al que se refiera el autor de forma explícita, aunque subyace en cualquier desarrollo de los que muestra el correspondiente esquema.

Por su parte, y respecto a los criterios de naturaleza económica, distingue entre Contabilidad Monetaria y Contabilidad no Monetaria, cuando divide según el módulo de homogeneización utilizado; y entre Macrocontabilidad y Microcontabilidad, cuando atiende a la clase de unidad económica de que se trate. Además, el profesor Calafell efectúa otras subdivisiones de las anteriormente reseñadas y de las que dejamos constancia en la figura 2.1, la cual es comentada por él en los siguientes términos: “Este esquema debe tener como base, en primer lugar, la distinción entre Contabilidad Monetaria y no monetaria, pues sólo de la primera existe una problemática debidamente desarrollada.

A continuación hacemos figurar la división basada en la diferenciación filosófica entre ciencia pura y aplicada. En la primera establecemos la distinción entre Teoría y Técnica; y la segunda se escinde en Macrocontabilidad y Microcontabilidad. De ellas se efectúa la división correspondiente, obteniendo las disciplinas que se ocupan de su problemática” (CALAFELL, 1971).

En lo que se refiere a la división elaborada por el profesor Montesinos (1976), tenemos que decir que utiliza diez criterios clasificativos, de los que a su vez, surgen las siguientes divisiones:

1.- Por la modalidad del conocimiento.

2.- Extensión del universo considerado.

3.- Finalidad de los conocimientos.

4.- Fases del proceso contable.

5.- Tipo de unidades económicas.

6.- Ámbito de la circulación económica.

7.- Usuarios de la información contable.

8.- Tipo de actividades económicas.

9.- Módulo de medición.

10.- Perspectiva temporal.

El citado profesor, dependiendo del criterio utilizado, identifica diversas ramas de la Contabilidad:

1.- Atendiendo a la modalidad del conocimiento, distingue entre:

.- Historia de la Contabilidad.

.- Teorías actuales de la Contabilidad.

2.- En función de la extensión del universo considerado, distingue entre:

.- Teoría general o básica de la Contabilidad.

.- Teorías específicas.

Utilizando idéntico criterio, también es posible diferenciar según el mismo profesor, entre:

.- Contabilidad General.

.- Contabilidad Aplicada.

3.- Atendiendo a la finalidad de los conocimientos, distingue entre:

.- Teorías descriptivas.

.- Teorías normativas.

4.-En función de las fases del proceso contable, distinguiendo en todo proceso contable las fases de selección, elaboración y comunicación, dando lugar:

a) Por lo que respecta a la fase de selección:

- La teoría de los hechos contables.

b) En relación a la fase de elaboración, distingue entre:

.- Medición y valoración contables.

.- La teoría de la instrumentación contable.

.- Agregación e integración contable.

.- Revisión contable.

.- La teoría contable de las magnitudes económicas.

c) En cuanto a la fase de comunicación, distingue:

.- La teoría de la manifestación de los informes contables.

.- El análisis e interpretación de informes contables.

Por último, como rama encargada de coordinar todos los aspectos del proceso contable, señala:

- La teoría de la organización contable.

5.- Según el criterio basado en la tipología de unidades económicas, conduce al profesor Montesinos, en primer lugar, a estructurar las ramas de nuestra disciplina en dos bloques:

.- La Microcontabilidad.

.- La Macrocontabilidad.

A su vez, en el ámbito de la Microcontabilidad, distingue entre:

.- Contabilidad de Empresas:

.- Contabilidad Pública.

.- Contabilidad Privada.

.- Contabilidad Administrativa:

.- Contabilidad Pública.

.- Contabilidad Privada.

En el ámbito de la Macrocontabilidad, cabe hablar de:

.- Contabilidad de unidades nacionales.

.- Contabilidad de unidades supranacionales.

6.- El ámbito de la circulación económica da lugar a dos ramas de nuestra disciplina, bien diferenciadas y de enorme significación, que son, respectivamente:

.- Contabilidad interna.

.- Contabilidad externa.

7.-Según los usuarios de la información contable, se distingue, respectivamente, entre:

.- Contabilidad de Gestión.

.- Contabilidad Financiera.

8.- En cuanto al tipo de actividad económica, y centrándonos en las unidades microeconómicas, independientemente del sujeto, se puede distinguir:

- Contabilidad de Empresas:

a) Del sector primario.

.* Agrícolas.

.* Ganaderas.

.* Mineras, etc.

b) Del sector secundario.

.* Energéticas.

.* Siderometalúrgicas.

.* Constructoras, etc.

c) Del sector terciario.

.* Bancarias.

.* Aseguradoras.

.* De transporte.

.* Comerciales, etc.

- Contabilidad Administrativa:

a) Entidades culturales.

b) Entidades deportivas.

c) Entidades asistenciales, etc.

9.- En razón al módulo de medición cabe adoptar la división entre:

.- Contabilidad monetaria.

.- Contabilidad no monetaria.

10.- Por último, en razón a la consideración temporal, se puede diferenciar entre:

.- Contabilidad previsional o presupuestaria.

.- Contabilidad histórica, de realizaciones o real.

El profesor Montesinos (1976) señala, en torno a tales divisiones o subdivisiones, que “podemos utilizar aquella o aquellas que nos sean más convenientes o, mejor aún, combinar varias de ellas para llegar a una clasificación del contenido de nuestra disciplina que resulte útil a los fines que perseguimos”.

Culmina su trabajo con una propuesta de clasificación general de nuestra ciencia, organizando y combinando las divisiones consideradas, acorde con la importancia y atención que se concede a las diversas ramas en la actividad investigadora, docente y profesional (MONTESINOS, 1976), diferenciando, de tal forma, dos grandes ramas de la Contabilidad, la Contabilidad General y la Contabilidad Aplicada, cada una de las cuales subdivide respectivamente.

Por otra parte, juzgamos de interés contemplar la división propuesta por Richard Mattessich (1964), que se presenta con una estructura algo diferente a las anteriormente referidas.

Por último, el profesor Requena (1986) considera que los principios clasificativos de una ciencia necesita del conocimiento de su concepto de una parte, y de la investigación de la realidad de que se ocupe, de otra. Sólo de esta forma se podrían establecer unos criterios de división y que en Contabilidad se concretan en los siguientes

1.- Finalidad de los conocimientos.

2.- Modalidad de los mismos.

3.- Clases de unidades.

4.- Fin de las unidades.

5.- La clase de problemática de la que se ocupa.

6.- La clase de transacción que estudia.

Como consecuencia de los anteriores principios, distingue el mencionado autor entre Contabilidad Pura o General y Contabilidad Aplicada, entendiendo que la primera ostentar un carácter eminentemente teórico mientras en la segunda se integrarán las distintas normas de aplicación. Asimismo, realiza la subdivisión de la Contabilidad pura atendiendo a la modalidad de los conocimientos, obteniéndose de esta forma la Teoría General de la Contabilidad - que estudia la problemática teórica sentando los principios que servirán de general aplicación -y la Historia de la Contabilidad - que recoge los conocimientos contables teniendo en cuenta tanto las circunstancias del lugar como las de la época en que ocurrieron.

El criterio utilizado para subdividir la Contabilidad aplicada es el que atiende a la clase de unidades económicas, resultando, pues, la Macrocontabilidad o Contabilidad Nacional (1) y la Microcontabilidad. A su vez, ésta queda dividida, con el mismo criterio que la anterior, en Pública, Semipública y Privada. Al mismo tiempo aplica también a la Microcontabilidad el criterio que atiende al fin de la unidad económica en cuestión, resultando la Contabilidad Administrativa, que se ocupa del estudio de la problemática contable de las unidades microeconómicas no lucrativas, y la Contabilidad Especulativa. Por último, dividiendo ésta según la clase de problemática que estudie, resultan las Contabilidades Subjetiva y Objetiva que, a su vez, divide en Externa e Interna en función de la clase de transacción que se estudia.Por último, no queremos terminar el presente epígrafe sin hacer referencia al esquema de división de la Contabilidad presentado por ACODI (1992), que se basa en las especializaciones de la Contabilidad entendida como conocimiento aplicado atendiendo a:

a) Los fines a que sirve la información contable.

b) Los modelos contables en que se basa ésta.

c). Los usuarios de la misma.

Según lo anterior distingue dos grandes áreas de la Contabilidad: la Contabilidad Directiva y la Contabilidad Financiera. A su vez, distingue en la primera las siguientes clases en función a los criterios siguientes:

a) En función del ámbito de la circulación económica empresarial a que se refiere la información contable:

a.1) Contabilidad Externa.

a.2) Contabilidad Interna.

b) En función a los procesos contables a los que es sometida la información contable suministrada por la Contabilidad Externa e Interna:

b.1) Consolidación Contable.

b.2) Segmentación Contable.

b.3) Auditoría Interna.

b.4) Análisis Contable.

b.5) Presupuestación Contable.

b.6) Control Contable.

c) En función del tipo de control a que sirve la información

c.1) Contabilidad Estratégica.

c.2) Contabilidad de Gestión.

c.3) Contabilidad Operativa.


(1) Sobre el concepto de Contabilidad Nacional ver (OHLSSON INGVAR,1960).

Volver al índice

Enciclopedia Virtual
Tienda
Libros Recomendados


Real como la economía misma
Por: Armando Roselló
Un desfile de historias y de personajes. El cazador paleolítico, el agricultor neolítico, el rey sumerio, el ciudadano romano, el abad medieval ... Además de una historia económica de la humanidad, los comentarios intercalados a esas historias van mostrando conceptos básicos de Economía y explicando su funcionamiento. Pero además de los conceptos clásicos el autor propone su propia visión heterodoxa de muchos problemas económicos.
Libro gratis
Congresos

4 al 21 de noviembre
XI Congreso EUMEDNET sobre

Migraciones, Causas y Consecuencias
Próximos congresos

10 al 29 de octubre
II Congreso EUMEDNET sobre

Arte y Sociedad

17 al 28 de noviembre
II Congreso EUMEDNET sobre

El Derecho Civil en Latinoamérica y Filipinas: Concordancias y Peculiaridades

24 de noviembre al 12 de diciembre
II Congreso EUMEDNET sobre

Transformación e innovación en las organizaciones

3 al 20 de diciembre
XI Congreso EUMEDNET sobre

Desarrollo Local en un Mundo Global

9 al 26 de enero
X Congreso EUMEDNET sobre

Las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas del S. XXI

5 al 20 de febrero
X Congreso EUMEDNET sobre

Educación, Cultura y Desarrollo

Enlaces Rápidos


Suscribase a nuestros boletines
y recibirá toda las novedades.
Introduce tu email.

Fundación Inca Garcilaso
Enciclopedia y Biblioteca virtual sobre economía
Universidad de Málaga