Los Códigos de conducta

            

 

         Los códigos de conducta son el medio a través del cual se materializa la autorregulación y que contiene las directrices que deben seguir todos aquellos que se adhieren al mismo.

         La Ley de servicios de la sociedad de la información promueve la elaboración de Códigos de conducta, al considerar que son un instrumento especialmente apto para adaptar los diversos preceptos de la Ley a las características específicas de cada sector dado el carácter global que tiene Internet. Los códigos de conducta podrán tratar, en particular, sobre los procedimientos para la detección y retirada de contenidos ilícitos y la protección de los destinatarios frente al envío por vía electrónica de comunicaciones no solicitadas, así como sobre los procedimientos extrajudiciales para la resolución de los conflictos que surjan por la prestación  de los servicios de la sociedad de la información[1].


 

[1] Véase a PLAZA PENADES, J.: “Los principales aspectos de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio electrónico”, en ORDUÑA MORENO, F.J.: ”Contratación y comercio electrónico”, o.c., p.44