Publicidad contraria a la  normativa específica que regule la publicidad  de determinados productos, bienes, actividades o servicios.

 

Con la declaración de ilicitud de  la publicidad que infrinja lo dispuesto en la normativa que regule la publicidad de determinados productos, bienes, actividades o servicios, la Ley general de publicidad establece un régimen especial en el que la ilicitud de la publicidad viene determinada por la infracción de una norma reguladora de  un tipo específico.

Los regímenes especiales de  publicidad son los citados en el artículo 8 de la Ley, expresamente:

-      la publicidad de materiales o productos sanitarios y de aquellos otros sometidos a reglamentaciones técnico - sanitarias,

-      la de los productos, bienes, actividades y servicios susceptibles de generar riesgos para la salud o seguridad de las personas o su patrimonio,

-      la publicidad sobre juegos de suerte, envite o azar.

 

El régimen especial de este tipo de bienes será regulado por sus normas especiales o sometido al régimen de autorización administrativa previa. Dicho régimen podrá establecerse también, cuando la protección de los valores y los derechos constitucionalmente reconocidos así lo requieran.

A estos supuestos se añade la prohibición en cualquier lugar o medio de la publicidad de tabacos y bebidas con graduación superior a 20 grados centesimales[1] y la prohibición, en los lugares en los que esté prohibida su venta, de tabacos y bebidas alcohólicas independientemente de su graduación.


 

[1] Desde la aprobación de la Directiva 98/43/98 de 6 de julio de 1998, relativa a la aproximación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los estados miembros en materia de publicidad y patrocinio de los productos del tabaco, se entendía que la publicidad de estos productos por medio de Internet esta prohibida [RIBAS ALEJANDRO, J.: “Aspectos jurídicos del comercio electrónico en Internet”, Aranzadi, Pamplona, 1999, p.50].