Región Mixteca
Aspectos Socio Económicos y Propuestas de acción para su Crecimiento y Desarrollo

Miguel E. Berumen Barbosa

 

 

4. Factores políticos: cacicazgo, surgimiento de organizaciones.

No se puede negar la existencia del cacicazgo político y económico en la región Mixteca, que busca seguir manteniendo el control y con ello, al mismo tiempo, crear las condiciones para el surgimiento de grupos antagónicos a él, lo cual ha significado el cambio de panorama pero con nuevos protagonistas y nuevos intereses creados, postergándose el crecimiento y desarrollo, así como las posibilidades de mejorar las condiciones de vida de los pueblos, el poco avance que se pudiera observar lleva a su vez el grillete que los une, que los ata.

Frente a la cruda realidad de la región mixteca, se aprecia un proceso social donde, esta situación supera en mucho las expectativas que ofertan, no digamos los políticos, sino a la estructura política misma, que es conformada por los diversos partidos, así como las organizaciones sociopolíticas; las propuestas, si es que las hacen o las tienen, comparativamente son muy pequeñas, casi imperceptibles para las necesidades de la población, y por lo regular acuden a la descalificación, al uso de las acusaciones personales como arma del descrédito, a los golpes bajos de la acostumbrada política, al fin y al cabo son matices del oportunismo vil.

Ante el cúmulo de demandas y necesidades que se tienen, la población se transforma en una vertiente social insatisfecha que, ante cualquier propuesta o coqueteo que les asegure una mejor situación, no dudan en volcarse a su favor, al menos de aquella que aún conserva la creencia inocente y/o de aquel sector que de una u otra manera se encuentra atado, maniatado o presionado por los intereses de grupos.

Bajo este marco, como una forma de crearse un modus vivendi, emergen un sin número de organizaciones, tal vez algunas bien intencionadas al principio, pero posteriormente se van deteriorando en la práctica y hacen de estas condiciones, su muy particular manera de existir, es decir no cambiar la cruda, lacerante realidad social, política y económica de las poblaciones, sino que al contrario, entorpecen más las condiciones de tal forma que no hay avances, sino estancamiento (1) y a la postre desconfianza.

 

Frente Indígena Oaxaqueño Binacional

Incentivadas o dirigidas por dichas organizaciones, parte de los sectores sociales, los que sufren las condiciones más apremiantes, pasan a ser el grueso de las movilizaciones sociales de presión hacia los gobiernos municipales, estatal y federal, realizando las clásicas: tomas de oficinas públicas, bloqueos carreteros, retención de funcionarios, marchas, plantones, secuestros de camiones, etc.

No se puede soslayar que en este entorno, se tiene la existencia de funcionarios públicos, municipales, estatales y federales, que dejan constancia de abuso de autoridad, nepotismo, negligencia, amiguismo y compadrazgos, que paulatinamente han venido deteriorando la labor pública, generando las condiciones para que se les presionen; pero a la vez, no es saludable omitir que muchas de las veces, se dan los diálogos entre las famosas “comisiones” –llámense líderes- con los representantes gubernamentales, con la finalidad de tomar acuerdos y destrabar los problemas, que se transforman en onerosos beneficios para los integrantes de las comisiones, mientras que para la mayoría de la gente, únicamente les llegan las migajas.

Son precisamente estas organizaciones o sus principales dirigentes, los que sustantiva a la vez a los diversos partidos políticos, por lo que muchas de las veces, estos últimos, son superados por las actividades, gestión, presencia, penetración e influencia que realizan los primeros, es más fuerte la presencia de estas que de los partidos políticos, estos últimos se han quedado a la zaga y se puede decir que únicamente son utilizadas sus siglas en los procesos electorales, pretendiendo con ello, lograr representaciones dentro de la estructura política.


1. Chávez Guzmán, Miguel. “2. la situación política y muchos de nuestros líderes sociales a veces se revuelven en el mismo lodo. Por ahí se deben favores políticos unos y otros, según empiezan desde abajo luchando por nuestros intereses y una vez que están arriba se olvidan de nosotros. Que bueno que mencionas a Arturo Pimentel, lo malo es que aún sigue engañándonos a muchos. Por ahí consulta las noticias y los comunicados del Frente Indígena Oaxaqueño Binacional para más detalles sobre él y sus andanzas”. Lo anterior forma parte de un párrafo de un e-mail masivo a huajuapan@yahoogrupos.com.mx . Ello es un solo ejemplo de lo que realmente sucede con varios dirigentes que manipulan y se benefician.

 

 


Google

Web www.eumed.net