Prefacio




La traducción francesa de la tesis profesoral del Dr. Kurt Krapf es en sí misma meritoria y sintomática; meritoria, porque, gracias a ella, un amplio círculo de lectores podrá conocer su rico contenido, y sintomática, porque esta versión aparece justamente en una lengua por la que el autor tenía una gran predilección.

Se puede considerar el trabajo como una obra representativa de la literatura turística. El lector que tenga la perspectiva necesaria - el tiempo transcurrido , los desarrollos que han tenido lugar y los nuevos conocimientos adquiridos invitan a ello - se dará cuenta, por tanto, de que este trabajo no ha perdido importancia ni actualidad. La advertencia puede parecer ociosa a la vista de la rápida evolución que caracteriza a nuestra época, patente en todos los campos, a través de profundas transformaciones a un ritmo vertiginoso, lo que pone de manifiesto la sorprendente claridad con la que el profesor Kurt Krapf concebía los problemas y su correcta manera de exponerlos y defenderlos.

Visto en retrospectiva, es un acontecimiento que llama fuertemente la atención ya que es la primera vez que de un modo fehaciente se reconoció al turismo el lugar que le corresponde formalmente entre los factores determinantes de la consumición. Es cierto que la ciencia económica había comenzado ya a dedicar mayor atención a la consumición, facilitando en cierto modo este planteamiento. Pero los nuevos conocimientos todavía no se habían impuesto ni generalizado con claridad. No exageramos si nos atrevemos a considerar la obra del profesor Kurt Krapf como el factor decisivo que provocó su completo desarrollo. Por tanto, es indudable que la obra aporta una contribución extraordinariamente valiosa al estudio de la consumición.

Krapf ha colaborado enormemente al desarrollo de la ciencia turística. Gracias a él, ésta encontró el fundamento indispensable para cualquier disciplina joven que procura afirmarse e imponerse. Hay que atribuir igualmente a la obra del profesor Kurt Krapf el mérito de haber sabido proponer una concepción económica coherente del fenómeno turístico; hay que hacer notar que esta concepción sigue en vigor en nuestros días en lo esencial siempre que se aborda el estudio de los problemas turísticos.

Como se puede constatar – dicho sea en honor de su autor – las investigaciones y conclusiones del profesor Kurt Krapf conservan en conjunto todo su valor. No hay mejor prueba que se pueda aportar. Los trabajos que se han publicado después sobre el mismo tema no han hecho más que, a grandes rasgos, completar la obra inicial o poner el acento sobre aspectos particulares.

El cambio de enfoque se pone de manifiesto en el estudio en profundidad del turismo como rama de la producción terciaria. Ciertamente, el profesor Kurt Krapf arrojó luz no solo sobre la identidad producción – consumición en materia de prestaciones turísticas sino que también estableció la pertenencia de éstas al sector productivo terciario. Esta concepción se ha seguido manteniendo durante los últimos años. Hay que señala, por otra parte, en la esfera de la producción, una nueva orientación de la teoría de la localización turística, ha recibido un impulso tan decisivo como fructífero de los desplazamientos turísticos tanto cuantitativos como cualitativos.

A este respecto hay que mencionar los desarrollos que han tenido lugar mientras tanto y que han cambiado en profundidad el carácter y la estructura de la consumición turística. Se pueden agrupar, groso modo, bajo el término expansión. Como en muchas otras materias, las investigaciones (hechas) desde el punto de vista de las fluctuaciones coyunturales han cedido progresivamente el lugar a los estudios que se hacen sobre los orígenes y las características del crecimiento. El análisis de la elasticidad, que tiene un lugar destacado en la obra del profesor Kurt Krapf, ha perdido mucha importancia como consecuencia del interés que se le da al crecimiento y al inesperado aumento de la prosperidad económica. Se ha sustituido, de otra parte, la concepción del turismo como formando parte del circuito económico por el estudio del efecto multiplicador del turismo sobre la actividad económica general, una investigación que se sigue haciendo en la actualidad y que ha logrado alcanzado una formulación muy precisa.

Se podrían multiplicar los ejemplos que ilustran el desplazamiento del centro de interés y el desarrollo de los estudios, los cuales confirman que la esencia misma y la importancia de la obra del profesor Kurt Krapf no han mermado sino que han aumentado. En este sentido, no podemos sino alegrarnos y felicitarnos por poder presentar una traducción particularmente lograda de esta obra fundamental.

Profesor Walter Hunziker
Universidad de Berna
Presidente de la Asociación Internacional de Expertos Científicos de Turismo