La industrialización en el municipio de Calera de Víctor Rosales

 

            El desarrollo de las carreteras, la explotación de los recursos naturales y, sobre todo, la influencia de factores geográficos, han sido elementos determinantes del patrón de industrialización en México.

 

Acorde a esto, la estratégica posición geográfica de Zacatecas, que la ubica entre las dos principales áreas productoras y consumidoras del país, es decir entre el norte que contempla a las ciudades fronterizas y al mercado estadounidense, principalmente y a Monterrey como ciudad industrial por excelencia; y entre el sur, donde se encuentran las metrópolis de México y Guadalajara, y otros centros urbanos, hizo pensar en ésta como un futuro centro industrial.

 

Junto a los caminos que unen el centro del país con sus fronteras, la infraestructura eléctrica apoya la creación de los centros agrícolas e industriales. En el caso de Calera, una termoeléctrica se instaló en mayo de 1959, y gracias a ésta se han generado algunas industrias y se han electrificado los pozos del sistema de riego, reduciendo sus costos.

 

Aproximadamente 25,000 hectáreas que suman el 72.8 % son siembras de temporal las cuales están sujetas al clima. Sin embargo, “después de 1950, [y gracias a la  termoeléctrica] se ha venido explotando una reserva acuífera del subsuelo, que ha hecho posible el riego de 5,400 hectáreas aproximadamente, éstas representan el 15.6 % en relación con los cultivos de temporal.” [1] Debido a estos elementos, los métodos de cultivo han cambiado y es posible desarrollar agroindustrias ya que se observa un marcado incremento en la mecanización de la agricultura.

 

Los habitantes de Calera se han dedicado desde siempre a las labores agrícolas, de esta forma las pocas industrias establecidas en un principio son: panaderías, molinos de nixtamal, tortillerías, talleres mecánicos y vulcanizadoras; es decir, lo mínimo indispen-sable para cubrir las necesidades básicas de la población. Sin embargo, los artículos que no se venden en la región pueden ser adquiridos tanto en Zacatecas como en Fresnillo, ya que se encuentran ubicados a 28 y 30 km. respectivamente, y existen grandes facilidades de transportación hacia ambos destinos.

 

Como empresas menores que operaron desde antes de la década de los 70 del siglo XX y aún lo hacen, se pueden mencionar:

·        Deshidratadoras de chile.- Que se activan sólo en la temporada de cosecha.

·        Planta de alimentos balanceados.- Esta es una empresa ejidal, formada por 57 socios, para los cuales trabajan 23 personas, 5 en nivel administrativo y el resto en la producción y otras actividades. [2]

 

La infraestructura industrial de Calera nace al inicio de esa década, derivado de la ubicación del municipio, pues por un lado, observa que la carretera panamericana,  comúnmente llamada México-Ciudad Juárez No. 45, atraviesa a la cabecera municipal, además por ahí pasan las vías del ferrocarril con el mismo destino, y aproximadamente a 12 km. al sur se encuentra el entronque con la carretera 54 Saltillo-Colima y en fechas más recientes, las instalaciones del aeropuerto internacional “General Leobardo C. Ruiz”, hacen acto de presencia en sus inmediaciones.

 

Nos dice la profesora Ramírez que “la calidad del agua, [el fluido eléctrico y] la facilidad de comunicación, entre otros factores [decidieron] el establecimiento de estas industrias.” [3]

 

Mapa No. 5.- “Principales vías de comunicación en el municipio de Calera Víctor Rosales, Zac.” Fuente: INEGI et al. “Cuaderno Estadístico Municipal. Calera. Estado de Zacatecas.” México 1997, p. 6.               1= Carretera de dos carriles 2= Libramiento de 4 carriles 3= Vía de ferrocarril.

 

Una de las empresas propiamente dicha, fue la “Embotelladora Pascual Boing, S.A.” Su personal administrativo y de producción estuvo integrado por 77 personas, y su producción fue de 1,500 cajas de refresco diarias en promedio. Sin embargo esta firma refresquera dejó de operar durante el transcurso de la década de los ochenta del siglo XX. [4]

 

Otra empresa más establecida en esta cabecera municipal es “Bebidas Purificadas de Zacatecas” que ha sobrevivido gracias a la inyección de capital y modernización de sus instalaciones a mediados de los 90 de la centuria anterior.

 

En la década de los 80 el discurso político económico planteaba que: “para hacer frente al reto del crecimiento, México demanda la modernización profunda de sus estructuras económicas… [Por ello] es preciso alcanzar una mayor competitividad en lo interno y en lo externo…” [5]

 

Con ello, también se buscaba una nueva forma de urbanización, pues “el reordenamiento territorial y la desconcentración económica [significaban], encauzar la actividad económica hacia lugares óptimos por su disponibilidad de recursos, en especial el agua…” [6] Calera de Víctor Rosales era uno de esos lugares óptimos.

 

En el año de 1987, según el informe de la presidenta municipal, la agroindustria se vislumbraba con un gran futuro en este municipio ya que se planeaban proyectos de la iniciativa privada en conjunto con el gobierno del estado; como por ejemplo, la planta  procesadora de durazno. Además se construyó una bodega de “Fertimex” con capacidad de 30,000 toneladas de fertilizantes, con participación federal y estatal. [7]

 

Dos años después, ya se tenía contemplada una mayor urbanización de Calera Víctor Rosales. Ésta consistía, por un lado, en desconcentrar las actividades industriales de las grandes urbes, principalmente del D. F.; por el otro, en la consecuente urbanización e industrialización de algunos centros rurales mediante el uso racional de sus recursos naturales y la generación de fuentes de empleo a gran escala.

 

            Así, las políticas económicas establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo  1989–1994, se orientan hacia la industrialización de los estados y municipios escasos en ésta, para integrarlos a los beneficios del progreso y contener el auge urbano de los viejos centros industrializados y desarrollar el modelo de la economía global. [8]

 

De igual forma, el Plan Zacatecas 1986–1992 menciona como objetivos y estrate-gias para el desarrollo, principalmente:

-         Contribuir con el gobierno federal para el crecimiento y recuperación económica y avanzar en la descentralización de la vida nacional.

-         Modernizar la economía del estado.

-         Fortalecer la infraestructura industrial y crear nuevas zonas industriales.

-         Promover la instalación de industrias maquiladoras que aprovechen los recursos locales y generen grandes volúmenes de empleos.

-         Incentivar la participación del sector privado. [9]

 

Y en el caso concreto de la zona Fresnillo–Calera:

a).- Elevar la eficiencia del sistema de riego.

b).- Impulsar la instalación de industrias adecuadas en el parque industrial de Calera. [10]

 

Poco a poco se fueron dando las condiciones para la industrialización de esta localidad. En el año de 1991, el presidente municipal informaba lo siguiente:

 

“La industrialización del Parque  de Calera es toda una realidad ya que en el presente año se han dado inversiones nacionales y extran-jeras por un monto global de más de 100 mil millones de pesos en el establecimiento de 12 empresas grandes y medianas que participan en la generación próxima de 7,531 empleos directos donde serán contrata-dos habitantes de Calera y de otros municipios cercanos. Entre las grandes empresas destacamos el establecimiento de la ‘Compañía Cervecera de Zacatecas, S.A. de C.V.’ que ya está en proceso de construcción y dará empleo a 4,000 personas; la compañía ‘Envases de Zacatecas y Tapón (sic) Corona de Zacatecas, S.A. de C.V.’ que iniciarán operaciones en 1992; la fábrica de muebles ‘Shelby Williams, S.A. de C.V.’ que ya está en producción, asimismo la ampliación de ‘Baldo Glass’ y ‘Cesantoni’ de inversionistas zacatecanos; ‘Industrias Alimenticias de Zacatecas’;  una planta laminadora  de ónix;  ‘PRODE-

MEX’; la ‘EMPAZAC’ y una central de servicios para el empresario, entre otras.” [11]

 

Y para el siguiente informe de gobierno municipal, se confirmaba y se planteaba que: “Hoy existen 12 empresas grandes y medianas que participan en la generación próxima de 8,000 empleos directos y 23,000 indirectos donde serán contratados habitantes de Calera y de otros municipios cercanos.” [12]

 

En 1992, en su visita al parque industrial de esta comunidad, el gobernador del estado, pidió a los empresarios  que desarrollen  una nueva  cultura empresarial, más  mo- derna,  competitiva y  audaz para penetrar en los mercados nacionales e internacionales y se obtengan amplios beneficios para los consumidores. Todas estas empresas, en conjunto generan un promedio de 9,000 empleos. Ahora si se podía decir que la industrialización del estado era una realidad y que Calera de Víctor Rosales ha contribuido con espacio, recursos naturales, energéticos y humanos más que cualquier otra localidad rural.

 

El parque industrial de Calera abarca aproximadamente 150 hectáreas en su primera etapa. Se registraron para el año de 1994, en el XIV censo industrial, el XI censo comercial y el XI censo de servicios, [13] 103 unidades de transformación y manufactu-reras [14] en Calera; subdividiéndolas en subsectores y ramas de actividades.

 

La industria de Calera, aunque no abarque la mayoría de la oferta de trabajo, establece un giro en su estructura ocupacional; incrementa la inmigración y genera una ampliación del sector servicios.

 

En este sentido, la Población Económicamente Activa (PEA) era de 5,665 personas en 1990, que en relación con la población total representaba un 27 %, excluyendo amas de casa. De éste, el 47 % se dedica al sector primario (2,558 personas), el 17 % abarcaba el sector secundario (1,000 personas), y en el sector terciario se empleaban 1,700 personas, aproximadamente un 30 % en el año de 1990. [15]

 

Según la profesora Ramírez, [16] Algunas de las industrias más sobresalientes de Calera son:

-     a 5 Km. de la cervecería Modelo de Zacatecas, su cliente principal.

-         Cerca de la frontera con Estados Unidos, que es un mercado muy importante.

-         Es un punto de comunicación estratégica, tanto por tierra como por aire.

Su volumen de producción en 1996 en envases fue de 80’000,000 de unidades por mes; con respecto a tapas y tapones, 480’000,000 de plastitapas en el mismo lapso. Su personal se integra con 450 trabajadores, de los cuales el 90 % son originarios de Calera y municipios vecinos.


 

[1] RAMIREZ Valerio, María Florencia. “Monografía del municipio de Calera Víctor Rosales, Zacatecas.” 1977, p. 33.

[2] Ibid, pp. 41-43.

[3] Ibid, p. 41.

[4] Ibid.

[5] PODER Ejecutivo Federal. “Plan Nacional de Desarrollo 1989 – 1994.” Secretaría de Programación y Presupuesto. México. 1989, pp. 69-70.

[6] Ibid, p. 110.

[7] DE SANTIAGO R., Belia. “Primer Informe de Gobierno Municipal.” Calera de Víctor Rosales, Zac. 1º. de enero de 1987, pp. 10-11.

[8] PODER Ejecutivo Federal. Ibid, pp. 79-80.

[9] Secretaría de Programación y Presupuesto. “Plan Zacatecas 86-92” Méx. 1987, pp. 39 y 61.

[10] Ibid, pp. 77-79.

[11] PÉREZ Carrillo, Carlos. “III Informe del Gobierno Municipal.” Calera de Víctor Rosales. Zac. 21 de diciembre de 1991, pp. 15-16.

[12] PÉREZ Carrillo, Carlos. “IV Informe de Gobierno Municipal.” Calera de Víctor Rosales, Zac. 15 de septiembre de 1992,  pp. 11-12.

 

[13] RAMIREZ Valerio, María Florencia. “Calera Víctor Rosales. Una semblanza.” Ed. Gonber. Jerez, Zac. 1998, pp. 112-113.

[14] La unidad de transformación y/o manufacturera es la unidad económica y física que realiza algún tipo de actividad. Ibid, p. 113.

[15] Ibid. pp. 68-69.

[16] RAMIREZ Valerio, María Florencia. “Calera Víctor Rosales. Una semblanza.” Ed. Gonber. Jerez, Zac. 1998, pp. 112-118.