Medios espaciales o cósmicos



Ya nos hemos referido a la posibilidad que los vuelos espaciales tripulados están abriendo para que, dentro de pocos años, sea posible que, quienes sin ser astronautas puedan hacer desplazamientos por el espacio como simples pasajeros. De momento, ya se habla de proyectos empresariales destinados a ofrecer programas de estancia temporal en satélites artificiales a los que se llegará en un trasbordador espacial. La cadena hotelera Hilton ha expresado su intención de abrir “hoteles” en el espacio para el año 2005. La British Airways se encargará de prestar el servicio de transporte cósmico en transbordadores convencionales. Los mismos vehículos espaciales que hoy se están utilizando para fines combinados (militares y de investigación) serán dentro de poco utilizados para otros fines (enseñanza, deporte, recreo, aventura, reuniones de empresa, viajes de recién casados, etc.) La nave SpaceShipOne ya citada es un hito mundialmente reconocido en la carrera hacia el espacio cósmico de pasajeros que quieren experimental el placer de contemplar la Tierra a una distancia progresivamente mayor.
Cuando se generalicen los vuelos cósmicos, la tecnología de navegación habrá alcanzado nuevos niveles, aun más complejos y avanzados que los actuales. La navegación aérea de nuestros días combina una compleja ingeniería de sistemas de comunicaciones integrados con tecnologías de la información e ingeniería electrónica. Estos avanzados sistemas se emplean tanto para la navegación aérea como para la marítima. Combinan y desarrollan los sistemas de emisiones radiales, telefonía sin hilos, satélites artificiales, tratamiento electrónico de la información y tecnología digital. Estamos viviendo la segunda gran revolución de las telecomunicaciones y no hay que descartar avances futuros aun más sorprendentes, como los llamados viajes en el tiempo, una posibilidad cuya semilla estaba presente en la teoría de la relatividad elaborada por Albert Einstein en la década de 1920.