Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Pulse aquí para bajarse el texto completo en formato PDF comprimido ZIP (57 páginas, 6Mb)

Introducción a la Sociología, la Economía y las Ciencias Políticas
Lic. Alejandra Padilla Juárez

 


 


TEMA 4:
Conceptos y Fenómenos Económicos Básicos.

CONCEPTOS


 La Oferta.
La Oferta es lo que las empresas “ofrecen”. Si hablamos de empresas competitivas, es importante cuestionarnos la cantidad que la empresa ofrecerá. Para saber cuánto ofrecer, la empresa debe saber cuánto le va a costar producir algún bien. Ninguna empresa venderá televisiones nuevas a un peso, ya que este precio no cubre ni si quiera el costo de la antena. Si en cambio, las televisiones se vendieran a 1 millón de pesos, todo mundo pusiera su negocio de televisiones. Dejando los ejemplos televisivos, la decisión de producción de una empresa no es tan simple y en ella interviene el costo marginal de producción.
Supongamos que vas a poner una empresa de chanclas y que quieres averiguar el nivel de producción que te maximice los beneficios (¿cuánto producir?). Supongamos también que hacer mil chanclas te cuesta $100,000 ($100 cada par de chanclas), pero el precio en el mercado es de $50 por par. Si haces mil, te va a costar hacerlas $100,000 y vas a recibir sólo $50,000; lo que significa que vas a perder $50,000. Pero descubres repentinamente, que si en vez de fabricar mil chanclas, fabricas 3000 chanclas, tus gastos aumentan a $150,000 y cada par de chanclas te sale en $50 ($150,000 / 3000), no pierdes ni ganas nada, es decir, los beneficios son nulos.
Te emocionas tanto, que decides producir ¡5mil pares de chanclas! Te va a costar fabricarlas sólo $200,000, es decir $40 por par de chanclas, vas a ganar $10 por par y como son 5mil pares tus ganancias van a ser de $50,000.
Pero la avaricia te gana, entonces decides producir 10 mil pares de chanclas. ¿Y qué dijiste? Me cuestan $350,000 y yo las voy a vender a $500,000 y me gano $150,000? ¡PUES NO! Porque resulta que hubo una gran diferencia entre producir 5mil y producir 10mil pares de chanclas, porque aunque creías que tus ganancias se iban a elevar, lo que se elevó más fueron tus costos de producción, y ahora producir 10mil chanclas te va a costar $500,000 ¡y no vas a ganar NADA!
Conclusión: Se deben de tener bien sacadas las cuentas de los costos de producción, antes de decidir CUÁNTO se va a ofrecer al mercado.

La Demanda.

 El grado en que los bienes son necesarios influye de tal manera que los artículos o bienes de primera necesidad tienden, por ser de primera necesidad, a tener demandas más variables (demandas inelásticas) que los artículos de lujo.

Esto se debe a que el consumidor está más ligado a consumir una cantidad determinada de los primeros que los segundos, con lo cual, un aumento del precio en los productos de lujo no provoca una gran disminución en la demanda.

Existen artículos de primera necesidad que son bienes fácilmente sustituibles y esto provoca algunos cambios. Por ejemplo, actualmente si las medicinas suben mucho de precio, existe posibilidad de satisfacer la necesidad de ella con un medicamento de las “Farmacias Similares” por lo que la cantidad del medicamento original se está contrayendo notablemente. Es por eso que encontramos promos en la televisión diciendo frases como “la salud no es similar” buscando que sigan comprando medicamentos originales.

La utilidad marginal de un bien que satisfaga muchas necesidades decrece más lentamente que la que sólo puede usarse para satisfacer una necesidad. Por ejemplo, un multi-funcional HP sirve como escáner, copiadora, impresora y fax, su utilidad decrece mucho más lento que la de una impresora sola.

Los artículos perecederos (verduras) no tienen demandas elásticas (que varían) a diferencia de los de fácil conservación, como la comida enlatada. ¿A qué se debe? A que si venden las papas a $1 el kilogramo, no significa que voy a comprar 100 costales de papas porque se echarán a perder. En cambio, si ponen el atún enlatado con un considerable descuento, es más probable que la gente lo compre porque lo puede guardar mucho tiempo en su despensa.

Se dice que los productos en los que se gasta poco presentan demandas inelásticas (estables), ya que las variaciones en el precio, como afectan poco al presupuesto de gastos, también afectan poco a la cantidad que se demanda. Por ejemplo el precio del ajo. Generalmente una ama de casa no va a comprar más o menos ajo si varía el precio porque sigue siendo realmente bajo.

Cuando un bien tiene un precio alto, la demanda es menor y la utilidad marginal es más grande. Las personas de altos ingresos presentan demandas más estables (inelásticas) que las personas de ingresos menores ya que esas personas son menos sensibles a las variaciones de precios.

En resumen, los artículos perecederos, los productos en los que se gasta pocos, el nivel de precios y el nivel de ingresos son factores que pueden determinar lo elástico (variable) o inelástico (estable) de la demanda; pero no son un resultado definitivo.


Google
 
Web eumed.net

 

Volver al índice de Introducción a la Sociología, la Economía y las Ciencias Políticas

Volver a "Libros Gratis de Economía"

Volver a la "Enciclopedia y Biblioteca de Economía EMVI"