Pulse aquí para acceder al índice general del libro.

Pulse aquí para bajarse el texto completo en formato PDF comprimido ZIP (57 páginas, 6Mb)

Introducción a la Sociología, la Economía y las Ciencias Políticas
Lic. Alejandra Padilla Juárez

 


 

TEMA 2:
El Hombre, la Naturaleza y la Sociedad.
 
 

EL HOMBRE, PARTE DE UNA SOCIEDAD

· El Hombre como ser multi-funcional.
 
Generalmente, en las sociedades la mayor parte de las instituciones y grupos que forman la estructura social son multifuncionales, es decir, cada institución y cada grupo social realiza más de una función. Para realizar estas funciones, interfieren diferentes elementos, como: el sexo, la edad, el parentesco, el territorio, la especialización y la dominación.

· Sexo y Edad:

En las sociedades de animales, existe una división del trabajo según la cual la hembra cuida a las crías y el macho defiende al grupo. En la sociedad humana ha sido igual, y sigue en algunos lugares, sólo que como somos humanos y formamos parte de una sociedad económica, esta división adquiere verdadera importancia. Cualquiera que fueran las causas originarias de la división sexual del trabajo, lo cierto es que existe y en general, supone que las mujeres cuidan del hogar, de los hijos y se encargan de la recolección, en cambio, los hombres se especializan en la defensa, la caza, la pesca, el cuidado del ganado, la roturación del suelo y en gran parte de la actividad artesanal.

El crecimiento de una persona representa dar paso a etapas que van desde la infancia hasta la vejez y que sólo con la edad y la experiencia se pueden superar. La edad es un factor muy utilizado para definir los roles que va a desempeñar una persona. Una de las divisiones más evidentes es el paso a la edad adulta. Generalmente ni los niños ni los adolescentes son miembros de pleno derecho de la sociedad. La posición de adulto se gana tras el matrimonio o con el primer hijo, e implica la posesión de ciertos conocimientos. Por otra parte, los ancianos suelen gozar de privilegios, como sucede en ciertas tribus de Australia y sociedades orientales, donde como mínimo, son siempre consultados y respetados.

· Parentesco:

Se dice que el parentesco fue uno de los inventos más cruciales de la humanidad y que en las sociedades primitivas es el parentesco es el principio fundamental sobre el que reposa la estructura social. Los sistemas de parentesco se encuentran en todos los pueblos existentes y, en primer análisis, parecen fundamentarse en relaciones biológicas, pero en realidad responden a criterios sociológicos.

Los sistemas de parentesco no son medios para definir las relaciones biológicas, sino procedimientos para clasificar dichas relaciones y asignar a los individuos diversos deberes, derechos y pautas de conducta recíprocas.

Uno de los aspectos cruciales del parentesco es el llamado tabú del incesto. Esta prohibición universal específica que determinadas personas, por lo común padres, hijos y hermanos, no pueden tener relaciones sexuales entre sí, y mucho menos contraer matrimonio. Según Claude Lévi-Strauss, la explicación se encuentra al mismo nivel que la división sexual del trabajo, es decir, de la misma manera que ésta establece una dependencia mutua entre los sexos, el tabú del incesto establece una dependencia mutua entre las familia y las obliga a crear lazos de alianza.

El matrimonio constituye en todas las culturas existentes una base para cuidar y educar a los hijos. De hecho, para asegurar la continuidad de la familia y otras agrupaciones el principal mecanismo utilizado es el parentesco. Los antropólogos han clasificado tres formas de matrimonio: La monogamia (matrimonio de un hombre con una mujer), poliginia (matrimonio de un hombre con dos o más mujeres) y poliandria (matrimonio de una mujer con dos o más hombres). Poliginia y Poliandria generalmente se engloban en un solo término: poligamia, que es el matrimonio de un individuo con dos o más. Es muy rara una cuarta forma de matrimonio una combinación de poliginia y poliandria, a la que se le llama matrimonio en grupo. Aunque el matrimonio es universalmente concebido como vínculo permanente y existen muchas pautas culturales destinadas a realizarlo, ninguna sociedad conocida aprueba el divorcio al principio y ninguna lo fomenta.
 


Google
 
Web eumed.net

 

Volver al índice de Introducción a la Sociología, la Economía y las Ciencias Políticas

Volver a "Libros Gratis de Economía"

Volver a la "Enciclopedia y Biblioteca de Economía EMVI"