Auto-Organización
(y otras Propiedades Emergentes)

żLíderes sin Trabajo?

Muchas veces los líderes de las organizaciones rechazan la idea de grupos autónomos o auto-dirigidos porque se vive la falsa creencia de que los grupos autónomos no requieren de líderes o coordinadores. Esto es un grave error. La confusión estoy seguro que surge de que antes el líder realizaba tal o cual tarea que bajo el esquema de autonomía ya no tendrá que desarrollar mas o como en algunos casos sucede, ya no tendrá actividades para justifica su puesto.

Nada más equivocado. Con el cambio de paradigmas organizacionales hacia la organización celular dinámica y flexible, los líderes deberá de crear y estar permanentemente al pendiente de la estructura interna adecuada para soportar el trabajo en equipos autónomos si tanta supervisión y control. Los líderes deberán ser facilitadores para que los resultados sucedan.

Por otro lado, y esto es algo de lo que he visto poco, los líderes tendrán nuevas tareas que estar realizando actividades mas estratégicas y menos operativas, para ayudar a la organización a adaptarse a su entorno tan rápido como sea posible. Gran parte de esas nuevas tareas se mencionarán en el Capítulo de la Administración de la Complejidad, porque esa será la nueva tarea de los líderes de la célula para evitar que el desorden crezca en la organización de manera incontrolable y ayudar así a que la organización optimice sus recursos y evolucione sanamente.

Quisiera subrayar que se debe tener mucho cuidado en distribuir equitativamente estas actividades entre los líderes de la organización para formar un buen grupo de trabajo, porque de otra forma aquellos actores que monopolicen las actividades de administración de complejidad generarán centralización y por lo tanto y nuevamente ineficiencia y rigidez organizacional.