Atractores Organizacionales

Producto o Servicio

La organización sabe que tiene que sobrevivir a través de la elaboración de algún producto o servicio. Una vez que esta ha sido definido comenzarán a desarrollarse una serie de actividades que girarán en torno de ese producto o servicio. Pero incluso las etapas de diseño son procesos sumamente dinámicos, donde convergen gran cantidad de actividades que involucran desde el cliente hasta las áreas operativas.

Se deberá ensamblar o producir tal artículo y en su preparación toda la organización deberá volcarse. Lo departamentos deberán ser diseñados para dar soporte a la creación del producto y a la repetición sistemática del proceso productivo. Toda la célula debe su existencia a la fabricación de artículos bajo los más estrictos atributos que dicta la competitividad actual.

Vale la pena hacer la acotación de que la atención al producto o servicio está muy en función del tipo de empresa del que se trate, puesto que aquellas que se encuentren en mercados de alta innovación o donde el diseño es un factor de supervivencia del negocio el atractor del producto será muy importante. En contra parte aquella organización orientada a la fabricación de commodities comúnmente presta menos atención en el producto en sí y enfoca mayormente sus energías a su tecnología (proceso de transformación). Obviamente puntos intermedios, esto es, empresas donde la importancia entre la tecnología de transformación y el producto sean similares, verán "remolinos" de actividades girando en torno de estos dos centros de atracción.

Aunque últimamente hemos visto como actualmente la gran mayoría de las organizaciones esta volcada en generar un producto o servicio con valor agregado, al menor costo, que sea entregado en el menor tiempo posible, y que genere algún tipo de innovación con respecto a los productos similares. También las hay que tratan de diferenciar su producto o servicio o que buscan optimizar la variación y para ello rediseñan continuamente sus parámetros. Por ello y en cualquier caso, la competencia exige que no deje de atenderse las características del producto / servicio y que las ventajas competitivas de la organización sirvan para mejorar la posición del producto en el mercado.