El Modelo Estructura-Procesos

Tecnología de Transformación como la Columna Vertebral de la Estructura

Una de las variables más importantes en la definición del sistema organizacional es la Tecnología. Existen muchas controversias en cuanto a qué tanto puede influir la tecnología a la estructura organizacional y a otro tipo de aspectos como la cultura. Aparentemente no existen estudios definitivos y contundentes. De ello Banner y Gagné (1995) mencionan los siguiente: "Existe poco acuerdo entre los teoristas organizacionales si la tecnología seleccionada por una organización dicta a su estructura, a ello se le denomina comúnmente imperativo tecnológico". Sin embargo de alguna u otra forma pienso que son más favorables los elementos que tienden a correlacionar estas dos variables de una manera importante.

A la Tecnología la caracteriza en primer lugar:

En segundo nivel de importancia:

Sin embargo, no podemos negar que existen también otros elementos tan importantes tal vez como la misma tecnología que generan una atmósfera única que caracteriza a cada organización:

La tecnología es una variable que demanda atención operativa y eso se traduce en la cantidad de operadores que atienden cada segmento del proceso productivo, ya sea directa ó indirectamente. La tecnología y sus procesos requieren cierto nivel de preparación de los operadores para manejarla, desde el esfuerzo físico y la actividad repetitiva hasta la toma de decisiones en base a indicadores estadísticos y de control de proceso.

Por su parte, existen un sin número de actividades operativas indirectas en apoyo a las principales actividades de transformación que requieren también de cierto grado de especialización y que por su parte configuran en gran medida el tipo de gente, nivel académico y técnico y habilidades requeridas para su administración.

Anteriormente las organizaciones de la producción en masa se basaban en actividades con alta fragmentación y de ciclos repetitivos, así como de alta atención al equipo productivo en proceso. Actualmente y como una tendencia a futuro los equipos productivos son cada vez más especializados y autónomos permitiendo a los operadores realizar varias actividades simultáneamente en aspectos que giran en torno al proceso productivo. Otra de las demandas actuales es el mantenimiento a los equipos por parte de especialistas en electrónica, mientras que los equipos tienden a ser más fáciles de instalar y reparar, mecánica y eléctricamente.

La organización administrativa que da soporte a la operación también debe constituirse en base a las especialidades y funciones demandadas directa e indirectamente por la tecnología, pero a medida que los niveles de la organización se alejan de la operación, las organizaciones tienden a parecerse más en cuanto a estructura.

La tecnología recibe muy poca atención y en muchas empresas luce descuidada y obsoleta, a pesar de ello es en gran medida la Tecnología una de las variables mas relevantes que configuran a la célula y definen su morfología. Con respecto a la Tecnología muchas veces se pasa por alto su importancia en cualquier tipo de decisión organizacional y no se toma en cuenta para evaluar posibles efectos secundarios. Tampoco se cuestiona que tipo de actitudes genera en el personal y que tipo de estímulos pueden buscarse para fortalecer la orientación de la organización hacia el logro de mayor desempeño de la célula. En pocas palabras se hace poco por integrarla verdaderamente a la organización como parte esencial de un todo.

Tampoco parece interesar el efecto medio ambiental (positivo ó negativo) que pueda provocar en la gente el proceso y las instalaciones (su medio ambiente). Estas variables no han sido atendidas adecuadamente y en gran parte podemos encontrar en ellas la razón de una amplia gama de conductas organizacionales y culturales que favorecen o perjudican el desempeño organizacional, pero que no han sido debidamente estudiadas y optimizadas.