Complejidad Organizacional

"Vivir en el Mundo sin comprender las leyes de la Naturaleza es como no conocer el lenguaje del país en el cual se ha nacido"
Hazrat Inayat Khan (1882-1927, Guía espiritual Sufi, músico y escritor)

"Solo la variedad puede absorber variedad"
Ley de la Variedad Requerida (Ley de Ashby)

"La Física Cuántica aparece como un complicado tejido de eventos, cuyas conexiones de diferente tipo se alternan, superponen o combinan y así determinan la textura del todo"
Werner Heisenberg (citada en Leadership and the New Science)

Dentro de la organización solo nos ha preocupado un lado de la ecuación. Cuando se despide gente vemos que se reduce el costo de la nómina, pero nunca nos hemos preguntado seriamente qué tipo de efectos, directos e indirectos provocará dentro del sistema esta decisión. ¿Qué tanto se va a beneficiar el sistema realmente con esta decisión? ¿fuimos capaces de ver todos los elementos involucrados?, ¿existe alguna posibilidad de que empeore el desempeño del sistema?, ¿existirán consecuencias adversas por la decisión?, ¿administramos para lograr resultados o para aparentar que entendemos lo que estamos haciendo?.

Otro ejemplo: La compra de tecnología implica riesgos y responsabilidades; ¿estamos conscientes cuando llevamos a cabo la compra de equipo para la producción de todo lo que significa?. Otro más: ¿las políticas en la organización permiten el desempeño armónico de todas las personas, recursos y sistemas de la organización para maximizar su sinergia?. Qué podemos decir de la Visión y misión de la organización, ¿permiten la orientación de la organización hacia un solo sentido eficientando al máximo los procesos?.

Esto nos invita a reflexionar que si existe un alto contenido de incertidumbre en el comportamiento de los sistemas, entonces qué podemos esperar cuando administramos a la organización sin ninguna base para tratar de comprender la complejidad interna. ¿Realmente somos responsables de nuestros actos como administradores de complejidad interna de la organización?.

Alguna vez escuche a alguna persona que decía: mira, realmente los sistemas se cuidan solos…te voy a poner un ejemplo. Tu has visto los manuales de procedimientos que tienen las organizaciones. Estos manuales, dicho sea de paso, caso nunca se les presta atención, pero sirven para regular el comportamiento en la organización, pero ¿has visto el manual de operación de una gran ciudad?, ¿alguna vez has visto todos los manuales que se necesitan para administrar a alguna ciudad?, ¿no verdad?. Entonces los sistemas no requieren de reglas formales para funcionar…por lo tanto se cuidan solos.

Pienso que pensar así es simplificar al extremo la conducta de los sistemas. El decir que se cuidan solos suena muy bien, pero no debemos confundir sobre-simplificación con entendimiento. No debemos de mezclar sentir popular con entendimiento, por que el minimizar lo que ocurre en los sistemas no equivale a entender y poder predecir conductas. El que los sistemas como las organizaciones aparentemente se cuiden solos parece ser cierto, pero detrás de eso existen principios que rigen a la conducta de todo sistemas que son muy importantes y que tienen valides universal, además si se cuidan solos es porque existe la estructura para que eso suceda. Es entonces necesario conocer los principios y la estructura donde se desarrollan como forma para poder administrar la complejidad de la organización y evitar así que la entropía del sistema lo destruya paulatinamente. Este es el objetivo de este libro.