Economistas

A - B - C - D - E- F - G - H - I-J-K - L - M - N-O - P - Q - R - S - T-U - V-W - X-Y-Z

Martín de Azpilcueta ( 1493-1586 )

Martín de Azpilcueta nació en Barasoáin el 13 de diciembre de 1492. De familia noble, comienza sus estudios de teología en la Universidad de Alcalá. Algunos años después continúa su formación en Francia, donde se doctora en Cánones e inicia su tarea docente, en las universidades de Toulouse y Cahors, respectivamente. Martín de Azpilcueta

Tras recibir las Órdenes en Francia, toma el hábito de la Orden de Canónigos regulares de san Agustín en el Monasterio de Roncesvalles y poco después inicia su período salmantino, que transcurre desde 1524 hasta 1537. Allí accede a la Cátedra de Prima en Cánones y forma discípulos, entre los que se cuentan Diego de Covarrubias (1512-1577), el jurisconsulto portugués Arias Pinelo, Francisco Sarmiento y Pedro Deza (1526-1600) (Pereña 1954, p. 55ss). Posteriormente se trasladará a Coimbra, para ocupar la misma cátedra universitaria.

Además de su actividad docente, ejerció influencia en la vida pública portuguesa como consejero y confesor de personalidades ilustres; y después de dieciséis años de docencia en aquella Universidad, determinó abandonar aquel reino para emplearse en el estudio y en las tareas necesarias para la publicación de sus obras.

En efecto, en 1556 vuelve a España para retocar sus escritos hasta que, algunos años después, es designado defensor en el proceso que tenía abierto el arzobispo de Toledo Bartolomé de Carranza (Arigita 1895, p.298-391; Olóriz 1916, p.87-105; Cuervo 1912-1913; Tellechea 1988). El período romano de Azpilcueta –propiciado por el traslado de dicho proceso a la Ciudad Eterna– transcurre desde agosto de 1567 hasta su muerte, el 21 de junio de 1586. Allí, junto con el trabajo que requería la defensa del arzobispo de Toledo, y la edición en latín de muchas de sus obras, ingresó Azpilcueta como consultor en el Supremo Tribunal de la Penitenciaría, a propuesta del Sumo Pontífice Pío V y de Carlos Borromeo.

Rodrigo Muñoz de Juana: "Valor económico y precio justo en los escritos de Martín de Azpilcueta" en Cuadernos de CC Económicas y Empresariales, nº 37 - 1999.

OBRAS

  • Comentario resolutorio de usuras, 1556
  • Manual de confesores y penitentes (1553) y sus Additiones.
  • De Usuras y Simonía,
  • De redditibus beneficiorum Ecclesiasticorum (1566)
  • Comentario resolutorio de cambios.
  • Compendium horum omnium Navarri operum (Venecia, 1598)

Estas fueron sus palabras

En las tierras do ay gran falta de dinero, todas las otras cosas vendibles, y aun las manos y trabajos de los hombres se dan por menos dinero que do ay abundancia del; como por la experiencia se vee que en Francia, do ay menos dinero que en España, valen mucho menos el pan, vino, paños, manos, y trabajos; y aun en España, el tiempo, que avia menos dinero, por mucho menos se davan las cosas vendibles, las manos y los trabajos de los hombres, que despues que las Indias descubiertas la cubrieron de oro y plata. La causa de lo qual es, que el dinero vale mas donde y quando ay falta del, que donde y quando ay abundancia

Martín de Azpilcueta, Comentario resolutorio de cambios. Citado por Jesús Huerta de Soto en Dinero, Crédito Bancario y Ciclos Económicos.

Enciclopedia y Biblioteca Virtual de las Ciencias Sociales, Económicas y Jurídicas Economistas