Observatorio de la Economía Latinoamericana

 


Revista académica de economía
con el Número Internacional Normalizado de
Publicaciones Seriadas  ISSN 1696-8352

 

Economía de Venezuela

 

¿Compañía Anónima Empresa Nacional de Generación?


Enrique R. González Porras
Master en Economía Industrial.
enriquergp@yahoo.es


Para citar este artículo recomendamos utilizar este formato:

González Porras,  E.R.: "¿Compañía Anónima Empresa Nacional de Generación?" en Observatorio de la Economía Latinoamericana Nº 69,  agosto 2006. Texto completo en http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/ve/




Un eventual escenario de generación de empleo y de uso eficiente, socialmente hablando, de los recursos petroleros, entiéndase renta petrolera, pasan por entender que la existencia y justificación de una acción del Gobierno no resulta excluyente de la participación de los agentes económicos privados. Por el contrario, el potencial económico y de riqueza colectiva en Venezuela depende y pasa por el entender que ambos actores a la luz de su función para la sociedad, se complementan e incluso se potencian.

Las intenciones y declaraciones sobre la eventual configuración de una empresa pública generadora y comercializadora de energía se dirigen a darle la espalda a numerosas experiencias exitosas a nivel mundial de privatización, liberalización y puesta en funcionamiento de un régimen de competencia en el sector energético.

Más aun, el sector energético ha visto evolucionar sus tecnologías y formas de negocio de manera tal que aquellas actividades que en alguna oportunidad fueron consideradas monopolios naturales, hoy no son consideradas tal.

Así, actividades como la generación y comercialización de la energía, en promedio a nivel mundial, se dirigen hacia un régimen de competencia que posibilite, la competencia suficiente que pueda disciplinar a tales renglones de mercado.

En Venezuela el modelo regulatorio ampliamente entendido, que pasa por la relevancia que se otorgue a los operadores privados, resulta trascendente, no única y exclusivamente en lo que al desempeño del sector energético se refiere, sino al costo de oportunidad de utilizar a los ingresos petroleros como fuente “inagotable” para financiar no solo los déficits tarifarios que suelen existir en empresas públicas en gobiernos populistas, sino de igual manera el costo en usos alternativos de tal financiamiento y la creación de incentivos para corruptelas y elites entronizadas en las funciones directivas de tales empresas públicas.

Esta disyuntiva incluso debería formar parte del debate electoral. Por un lado encontraremos la sonoridad de una visión populista que cree “justificar” irrefutablemente el financiamiento sin cortapisas a cualquier actividad económica que emprenda el Ejecutivo Nacional o el Legislativo. En la acera de enfrente, se encontraría una visión menos efervescente y por tanto menos efectista, pero asistida por la razón empírica de experiencias exitosas y de un cuerpo analítico y teórico que desnuda los riesgos que implica que cualquier actividad económica sea desarrollada por el Estado o el Gobierno.

Sin tener que recurrir a la experiencia internacional, Venezuela cuenta con un pasado de empresas públicas de servicios públicos de pésima calidad del servicio, tanto en lo que a electricidad se refiere como a telefonía.

Exponer a la competencia a sectores como la energía, hasta que las economías de alcance y de escala, aunado a la demanda lo permitan, no es contradictorio con una acción regulatoria responsable sobre aquellas actividades consideradas monopolios naturales.

Así las cosas, una regulación responsable, basada en un esquema de incentivos para generar eficiencia productiva y reducción de costos que luego serían trasladados a la sociedad, como lo son instrumentos tipo price cap, aunado a los beneficios de la competencia en los renglones competitivos, benefician a la sociedad por medio de servicios de energía eficientes y poco onerosos, mientras permite mantener a salvo a los ingresos petroleros de aquellos que ven en la política populista la forma más rápida de hacerse con fáciles rentas.

Adicionalmente, deberá prestarse especial cuidado con prácticas verticales en sectores verticalmente integrados como el energético. Aun así, se cuenta con regulaciones ex post, tipo Antimonopolio, que podrían constituir amenaza suficiente para desincentivar prácticas lesivas al mercado y a los consumidores. De igual manera, podría aprobarse disposiciones especiales que se basen en visiones estructuralistas a favor de un Unbundling en el mercado, o que basadas en conductas garanticen la competencia a lo largo del sector.

Preocupa que en el proyecto de Ley de Servicios Públicos le sea impuesto obligación de servicios públicos a servicios parcialmente sustitutos, a saber: el gas y la electricidad. La doble acometida obligatoria de estos servicios constituye un altísimo costo que finalmente la sociedad tendrá que pagar, vía subsidios cruzados o vía incremento de problemas de baja de tensión o incluso apagones, ante el eventual recorte de gastos e inversiones de expansión y de mantenimiento.

Bajo este entramado legal, la desventaja financiera de los privados y el favoritismo regulatorio hacia empresas públicas se envía una señal tremendamente negativa hacia todo aquel que desee o se encuentre operando en el mercado energético nacional. Se esta creando vertiginosamente un ambiente que configurará una “competencia” desleal en contra de los prestadores privados de servicio públicos y especialmente en contra de los generadores y comercializadores de energía eléctrica en Venezuela. Adicionalmente, en sectores como el gas, por lo que se asoma en el panorama regulatorio y legislativo jamás arrancará eficientemente hacia un régimen de competencia (como normativamente se expone en la propia página Web de ENAGAS).

En lo que respecta al complejo tema de déficit de generación y transporte, aun cuando resulta más variopinto, de igual manera la función del Estado debería centrarse en crear los incentivos para que esta actividad sea viable y sostenible. Lo anterior pasa por no generar distorsiones, tipo rezagos de los ajustes tarifarios que acrecienten los problemas de mantenimiento y expansión.

Cuidado: Año Electoral:

Uno de los atributos percibidos por los usuarios del servicio de electricidad lo constituyen los precios o tarifas del servicio. Un segundo atributo lo simboliza la fiabilidad en el suministro de los servicios públicos. Así las cosas, los cortes de suministro y la poca fiabilidad en el suministro de la energía eléctrica han fungido como atributo que ayuda a cuantificar el bienestar que perciben los consumidores por parte de los servicios de electricidad suministrados.

Estos atributos considerados por los consumidores y votantes, son de igual manera considerados por los prestadores públicos de servicios públicos, ya que podrían reportarles rendimientos políticos. Aun así, lograr el que se resguarden estos dos atributos resulta complejo, toda vez que se encuentran contrapuestos. El cumplir con ambos atributos implica incrementos en el déficit de los generadores y demás agentes del sector eléctrico (dependiendo de la distribución y pago de los costos a los largo de la cadena de generación-transporte-distribución-comercialización). Particularmente en Venezuela, el Ejecutivo Nacional, tiende a mantener los precios vía controles, siendo una de las políticas más “fáciles” y rápidas de aplicar, y debido a que se encuentra alineada con sus objetivos electorales. Sin embargo, la garantía y expansión del suministro eléctrico requiere de inversiones que no se materializan inmediatamente y las fallas en el suministro que generalmente se manifiestan a mediano y largo plazo tendrían que coincidir en el tiempo con las amenazas electorales, sentenciando a la garantía de suministro a ciclos políticos. Lo anterior ocurre cuando el modelo regulatorio se basa en generadores y comercializadores públicos.

Finalmente y ante el escenario adverso, se incrementará el déficit tarifario que generalmente ocurre cuando se combinan controles de precios y se sucumbe a presiones políticas. Así el Ejecutivo Nacional y el Legislativo, condenarán a la sociedad a que los prestadores públicos de servicios públicos sean tremendamente ineficientes. El déficit e ineficiencias de estos generadores y comercializadores de electricidad, finalmente tendrán que ser financiados por la sociedad, bien sea vía impuestos directos o bien sea por medio de financiamiento público o por la renta petrolera. Así las cosas, se generaría un modelo de generadores y comercializadores públicos de electricidad que le costaría más a la sociedad de lo que la propia sociedad eventualmente valoraría dichos servicios energéticos, sin que con ello, se resuelvan las carencias de garantía de suministro y calidad en los servicios.


Nota Importante a Leer:

Los comentarios al artículo son responsabilidad exclusiva del remitente.

Si necesita algún tipo de información referente al articulo póngase en contacto con el email suministrado por el autor del articulo al principio del mismo.

Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores.

El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo.

Al escribir un comentario, debe tener en cuenta que recibirá notificaciones cada vez que alguien escriba un nuevo comentario en este articulo.

Eumed.net se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que tengan lenguaje inadecuado o agresivo.

Si usted considera que algún comentario de esta página es inadecuado o agresivo, por favor,pulse aqui.

Comentarios sobre este artículo:

No hay ningún comentario para este artículo.

Si lo desea, puede completar este formulario y dejarnos su opinion sobre el artículo. No olvide introducir un email valido para activar su comentario.
(*) Ingresar el texto mostrado en la imagen



(*) Datos obligatorios

Grupo EUMEDNET de la Universidad de Málaga
Enciclopedia Virtual
Economistas Diccionarios Presentaciones multimedia y vídeos Manual Economía
Biblioteca Virtual
Libros Gratis Tesis Doctorales Textos de autores clásicos y grandes economistas
Revistas
Contribuciones a la Economía, Revista Académica Virtual
Contribuciones a las Ciencias Sociales
Observatorio de la Economía Latinoamericana
Revista Caribeña de las Ciencias Sociales
Revista Atlante. Cuadernos de Educación
Otras revistas

Servicios
Publicar sus textos Tienda virtual del grupo Eumednet Congresos Académicos - Inscripción - Solicitar Actas - Organizar un Simposio Crear una revista Novedades - Suscribirse al Boletín de Novedades
 
Todo en eumed.net:
Eumed.net > Observatorio de la Economía Latinoamericana

Congresos Internacionales


¿Qué son?
 ¿Cómo funcionan?

 

7 al 26 de
mayo
VII Congreso EUMEDNET sobre
Historia y Ciencias Sociales




Aún está a tiempo de inscribirse en el congreso como participante-espectador.


Próximos congresos

6 al 25 de
junio
XI Congreso EUMEDNET sobre
Desarrollo Sostenible y Población

8 al 25 de
julio
VIII Congreso EUMEDNET sobre
Turismo y Desarrollo

7 al 24 de
octubre
XII Congreso EUMEDNET sobre
Globalización y Crisis Financiera

4 al 21 de
noviembre
XI Congreso EUMEDNET sobre
Migraciones, Causas y Consecuencias

 

 

 

 

Encuentros de economia internacionales a traves de internet


Este sitio web está mantenido por el grupo de investigación eumednet con el apoyo de Servicios Académicos Internacionales S.C.

Volver a la página principal de eumednet